elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega instó a la nación a respetar la institucionalidad como única garante de la democracia y a evitar la violencia, debido a los últimos hechos de agresión registrados en estos días.

Durante su mensaje emitido desde la Plaza de la Revolución, al término de la juramentación de los nuevos alcaldes, vicealcaldes y concejales sandinistas del país, el mandatario también reconoció el esfuerzo de los mediadores internacionales para poner fin de una buena vez al conflicto "por el que sufren muchos niños" en la franja de Gaza. "En nombre de la paz y de Dios solicitamos a toda la comunidad dar un paso más para que las tropas israelíes abandonen el territorio", reiteró.

Ortega admitió que no ha podido presentar su Informe de Gestión del 2008, debido a la parálisis que vive la Asamblea Nacional. "Respetuosos de este poder del Estado, esperamos que elijan a la nueva Junta Directiva para que aprueben las leyes necesarias que garanticen el desarrollo. Es momento de fortalecer la constitucionalidad, gracias a ella es que podremos salir adelante", sostuvo.

A punto de concluir su discurso, manifestó que "no podemos estar haciendo apología de nuevas guerras”. Las únicas nuevas guerras deberán ir encaminadas a terminar contra el hambre y el analfabetismo". En relación a esto, el presidente aseguró su apoyo a los comerciantes y productores que conforman el Movimiento "No pago", sin embargo, aguarda que estos estén dispuestos a reconsiderar sus deudas y llegar a un acuerdo con las microfinancieras, "porque la política del no pago es de los 80", es decir, una política desfasada.

El gobernante, que se retiró sin presentar el plan de medidas económicas, previsto para estar tarde, aseguró que seguirán tomando otras disposiciones para enfrentar la crisis financiera mundial que desde ya afecta a Nicaragua.