Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

El presidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU, Telémaco Talavera Siles, confirmó las intenciones del gobierno de reducir el techo presupuestario a las universidades públicas que, conforme con el artículo 125 de la Constitución Política, corresponde al 6 por ciento del Presupuesto General de la República.

De acuerdo con el presupuesto 2009, vigente desde el pasado primero de enero, las universidades públicas deberían recibir este año dos mil 30 millones de córdobas, por lo que Talavera señaló que cualquier modificación a ese monto, debe ser aprobado por la Asamblea Nacional y no por el Poder Ejecutivo.

El presidente del CNU se mostró totalmente contrario a recibir un monto distinto del establecido en el presupuesto 2009, a menos que el Parlamento apruebe la reducción que pretende el Ejecutivo a través de una modificación, tal como lo contempla la Ley de Administración Financiera y Régimen Presupuestario.

Por otra parte, Talavera también confirmó que la “iliquidez” por la que atraviesa el gobierno actualmente, ha retrasado los desembolsos para las universidades, ocasionando de igual manera un atraso en el pago de salario de al menos ocho mil trabajadores --entre docentes y administrativos-- de las universidades que reciben presupuesto estatal.

Talavera no dio fecha exacta de cuándo pagarán el salario a los empleados, y destacó que ello depende de los desembolsos que haga el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

“No hemos recibido ninguna transferencia en el mes de enero, ni ampliada ni reducida, simplemente no tenemos ninguna transferencia, razón por la cual, entre otras cosas, no hemos podido pagar el salario a los trabajadores”, expresó Talavera.

El presidente del CNU se comunicó ayer vía telefónica con el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, y éste le informó que la reducción presupuestaria se debe a la crisis financiera internacional y a la cancelación de la cooperación del Grupo de Apoyo Presupuestario.

Propuesta del 30 por ciento
Por otra parte, las autoridades de la Universidad Nacional Agraria, UNA, propusieron a los empleados pagarles el 30 por ciento del salario mañana viernes; y el restante 70 por ciento, la próxima semana.

Según Talavera, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, se comprometió a realizar el primer desembolso del año en dos días; sin embargo, el también rector de la UNA se mostró preocupado no sólo por los sueldos de los empleados, sino también porque una posible reducción del techo presupuestario incidirá negativamente en el resto del desempeño de las universidades.

Talavera recordó que un recorte del presupuesto también afectará los programas de becas, las investigaciones, las prácticas estudiantiles y todas las actividades extracurriculares que realizan las universidades.

Pese a desconocerse el monto a reducir, extraoficialmente se maneja que el gobierno podría entregar entre 300 y 400 millones de córdobas menos del presupuesto vigente que en total es de 2 mil 30 millones de córdobas.