•  |
  •  |
  • END

El ex director de Medio Ambiente y Urbanismo de la Alcaldía de Managua, Modesto Rojas, exhortó ayer a las nuevas autoridades edilicias a comenzar a trabajar en las mejoras del drenaje de la capital, porque de lo contrario las inundaciones estarán a la orden del día en el invierno.

Rojas, quien renunció hace varios días al cargo de delegado del Distrito II de la comuna para evitarse ser despedido por el nuevo edil capitalino, Alexis Argüello, al hablar con END dijo que su decisión --en dimitir-- es porque los delegados de distrito son cargos de confianza.

Él forma parte de 12 funcionarios que renunciaron a sus cargos antes de que el ingeniero Dionisio Marenco concluyera su período, dijo que desearía que el nuevo alcalde busque gente calificada “no sólo para llenar los huecos que se han producido por las renuncias, sino que para reforestar las distintas áreas de la comuna, especialmente la del Medio Ambiente”.

“Antes de pavimentar las calles en Managua, lo que se necesita es trabajar ya en el drenaje para que logren conducirse las aguas sin destruir”, indicó el ex funcionario municipal.

El ex funcionario dice que, de la comuna, se fue convencido de que “hay que defender el medio ambiente a toda costa, porque eso es el futuro de la humanidad”, al tiempo que recordó que lo mejor que hizo desde la jefatura del Medio Ambiente fue el programa educacional “¿Quién tiene las bolas más grandes?”

Con este programa se le enseñó a la gente de todos los distritos a clasificar la basura de una manera ordenada. También dice que se lleva buenos recuerdos en haber trabajado en varios proyectos como el de la Subcuenca III, que es un proyecto básico para la defensa de la capital y del manto acuífero de los managuas.

Desgraciadamente, “no puede avanzar mucho en urbanismo debido a cierta forma de trabajo que ya venía acumulada desde hace varios años --en la respectiva dirección de la comuna-- donde me hubiera gustado trabajar más en el ordenamiento de Managua, por lo que no pude hacer mucho”.

Como director de Medio Ambiente y Urbanismo, Rojas estuvo tres años y cuatro meses, y como delegado distrital ocho meses. Ahora que dejó de trabajar en la municipalidad vuelve al trabajo en el que anduvo antes, vender leche agria, ya que tiene su finca y una cuantas vacas lecheras. La finca la tiene en el kilómetro 31 de la carretera vieja a León.