Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

Los Contraloría General de la República (CGR) aceptó dos millones 490 mil córdobas, producto de una reforma al Presupuesto General de la República, que hizo el presidente Daniel Ortega a finales de diciembre, con un simple decreto ejecutivo.

Los contralores colegiados decidieron por mayoría de cuatro votos contra uno, aceptar el dinero producto de la reforma realizada por el mandatario el 28 de diciembre, a través del Decreto Presidencial 78-2008, que suplantó de hecho a la Asamblea Nacional, que de acuerdo con la Constitución es la única que puede legislar y sobre todo en materia presupuestaria.

La decisión de tomar el dinero la apoyaron los contralores Luis Ángel Montenegro, Guillermo Argüello Poessy, Fulvio Palma y José Pasos Marciaq, mientras que el colegiado Lino Hernández emitió su voto en contra, por considerar que esa decisión ponía en una situación “difícil” a la entidad fiscalizadora.

“¿Cómo vamos a despreciar tanto dinero?”, fue el argumento
No obstante, según el mismo Hernández, su argumento fue rebatido por uno de sus colegas que le indicó: “¿Cómo vamos a darnos el lujo de despreciar dos millones y medio de córdobas?, definitivamente, tenemos que aceptarlos, sabemos que el decreto es cuestionable, pero si después por arreglos lo legitiman, nos vamos a quedar sin esa plata”.

El colegiado indicó que, efectivamente, en la Contraloría hay muchas necesidades económicas, pero que se debió tener cuidado, porque desde el punto de vista presupuestario no se podía incorporar en enero una reforma de diciembre, porque lo que cabía era reasignar el monto en el Presupuesto de 2009.

Pero no sólo por eso, sino porque la CGR no podría hacer ningún trabajo de auditoría con dinero entregado a entidades estatales, producto de un decreto que reformó el presupuesto de hecho.

“Ahora estamos implicados y no tenemos la capacidad de fiscalizar nada que tenga que ver con ese dinero, porque nosotros mismos avalamos una ilegalidad, dado que el artículo 112 de la Constitución, señala clarísimamente que es la Asamblea Nacional la única que cuenta con facultades para reformar el presupuesto”, dijo Hernández.

“Payo” Solís: “No hay recurso de inconstitucionalidad y todo sigue igual”

Pero el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) negó que exista alguna ilegalidad, pues el decreto está vigente y nadie hasta el momento ha recurrido de inconstitucionalidad, y que el tiempo para interponerlo se agota, por tanto, si ese espacio transcurre y no existe ese argumento jurídico, todo quedará tal como lo ordenó el Ejecutivo.

Intentamos hablar con alguno de los colegiados que apoyó la medida de aceptar el dinero de la reforma presupuestaria, pero no fue posible localizar a ninguno.