•  |
  •  |
  • END

El reverendo Augusto César Marenco, representante del Ministerio Apostólico Cristiano, hizo un fuerte llamado al Consejo Supremo Electoral para que respete los votos de los hermanos de la Costa Caribe en las elecciones de este fin de semana, y asegure un proceso electoral limpio, y sobre todo sin ningún indicio de fraude.

De igual forma indicó que espera que los caribeños ejerzan su justo derecho al voto, y que en caso de haber alguna anomalía sepan reclamar transparencia, pero que se evite el uso de la violencia. “Si el Consejo Supremo Electoral cumple efectivamente sus deberes, esperamos que no sea necesario que los habitantes salgan a las calles”, dijo el reverendo Marenco.

Según el reverendo, los habitantes de la Costa Atlántica cuentan con el apoyo de las iglesias moravas, evangélicas y católicas de la zona, y los representantes de éstas ya se pronunciaron diciendo que no permitirían que hubiera fraude.

“Bajo ninguna circunstancia se puede repetir la situación que vivimos en las pasadas elecciones de noviembre. Está en manos del Consejo Supremo Electoral evitar que se viva un clima de inestabilidad social como el que vivimos aquí en la capital y en otros municipios del país”, aseguró Marenco.

También se refirió a la situación actual de las alcaldías nicaragüenses, donde según Marenco, lo único que queda por hacer es resignarse, porque los alcaldes y concejales ya fueron juramentados. “Ojalá haya continuación de proyectos, porque en parte el estancamiento de la sociedad radica en que se inicia un programa en una alcaldía, y cuando cambia de manos, no se sigue trabajando en él. Además, es necesario que los alcaldes electos gobiernen para la población en general y no para un partido político”, finalizó.