•  |
  •  |
  • END

Después de reconocer que en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se actúa divididos en dos grupos: liberales y sandinistas, el presidente Manuel Martínez afirmó que la Corte debería desaparecer, pero que no renunciará y esperará que el pueblo lo saque.

Afirmó que no convocará a Corte Plena, mientras el presidente de la Sala Constitucional, Francisco Rosales, no le entregue a la secretaria el expediente del caso de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), porque no conoce su contenido.

Martínez y el vicepresidente de la CSJ, el sandinista Rafael Solís, se acusaron mutuamente de obstaculizar el buen funcionamiento de la Corte, para resolver el Recurso de Amparo por los CPC.

Los ocho magistrados sandinistas han pedido a Martínez que convoque a Corte Plena, pero éste ha respondido que no lo hará hasta que tenga el expediente del caso en sus manos.

Solís afirmó que Martínez viola la Ley al no convocar a la Corte Plena, mientras el segundo acusó al primero de convocar a Corte Plena de forma arbitraria, porque la Ley Orgánica del Poder Judicial establece que es competencia del Presidente hacerlo.


“Somos dos bancadas”, dice
Martínez admitió que actúan como dos bancadas, “somos dos grupos, póngale apellidos, uno del Frente y otro del PLC, y no debería de existir la CSJ”, pero sostuvo que no renunciará y esperará a que sea el pueblo quien los saque de la Corte y los ejecute.

Insistió en que la Sala Constitucional actuó irregularmente para resolver el caso de los CPC, pero esta vez reconoció que los liberales también lo hicieron cuando ratificaron el Régimen de Convivencia Familiar al ex presidente Arnoldo Alemán. “Un error no enmienda otro error”, dijo.

El Presidente de la CSJ dijo desconocer cómo se tramitó el Recurso de Amparo a favor de Alemán contra la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), para lo cual la Oficina de Recepción y Distribución de Causas, que cierra a las cuatro de tarde, se abrió a las 6:40 para recibir el recurso, y el supuesto sistema aleatorio lo hizo caer en la sala liberal que inmediatamente lo resolvió.

“No conozco de eso, no lo he mirado en los periódicos y no tengo certeza, eso no lo he visto”, respondió Martínez cuando le preguntamos cómo se puede llamar esa situación.

Por su parte, el magistrado liberal Edgard Navas, reconoció que tanto en la interposición del recurso de Amparo de los sandinistas contra la Asamblea Nacional por la Ley 630, como en el recurso de Amparo de Alemán contra los magistrados de la Sala Penal Uno, se actúo igual.

“En ambos casos sucedió lo mismo, esto prueba el sistema, se dieron los dos casos, en uno pasó al tribunal que preside el doctor Gerardo Rodríguez y en el otro a otra Sala”, admitió Navas.


No habrá normativa de Ley de Carrera Judicial
Por otra parte, Martínez afirmó que no convocará a Corte Plena para terminar de aprobar la normativa de la Ley de Carrera Judicial. “No voy a convocar para aprobar ninguna normativa, mientras no se respete la dignidad de todos los magistrados, no se trata de capricho, sino de un mínimo de consideración entre los magistrados. Insista usted en su carrera judicial, que no hay normativa, no me dejan cumplir con mi deber”, respondió molesto.