•  |
  •  |
  • END

PUERTO CABEZAS
A escasas horas de celebrarse las elecciones municipales en la Región Autónomas del Atlántico Norte, habitantes del municipio de Waspam, Río Coco, han manifestado miedo por lo que pueda suceder, debido a los últimos acontecimientos ocurridos en el municipio donde el mismo alcalde Cornelio Tebas, protagonizó una balacera contra activistas el partido Frente Sandinista.

Informaciones oficiales vertidas por el subcomisionado Santos Benavides, indican que el alcalde del partido regional Yatama, quien culmina su periodo, la emprendió a balazos el pasado jueves contra un grupo de personas que regresaban de un taller de capacitación y pasaban frente a la discoteca del edil waspameño.

Según la Policía, por suerte nadie resultó herido, por lo que después de que los afectados interpusieron la formal denuncia, una patrulla policial fe en busca del alcalde, quien ya se encontraba dormido y a quien le ocuparon supuestamente una pistola.

El jefe de la delegación policial en Waspam se limitó a decir que estaban en un proceso de investigación, cuando se le consultó del porqué no se había procedido a la captura del alcalde, quien a pesar de que le fue negada la solicitud de inmunidad, en el municipio de Waspam parece tenerla.

Otro hecho violento ocurrió el pasado miércoles, cuando el joven David William, de la comunidad de Koom, se encontraba celebrando el cierre de campaña del partido rojo y negro y gritaba a orillas del camino “dos, dos, dos”, cuando fue sorprendido por Fermín Brown Labonte, quien llegó con una pistola y le dijo: “Aquí está tu dos”, haciéndole tres disparos, de los cuales uno le impactó en el pie derecho, a pesar de que intentó correr.

El viernes en horas de la mañana, el agresor de Brown fue remitido a la ciudad de Bilwi, donde será juzgado en el tribunal competente por el delito de lesiones, acompañado de tentativa de homicidio.

El alcalde Tebas, en el tiempo que lleva de ser edil, se ha encargado de establecer un régimen donde él es el rey, y tiene a un grupo de hombres que lo cuidan y hacen lo que les orienta, lo que incluye instalar tranques y amenazar a las personas.

A pesar de dicha coyuntura y la presencia policial y del Ejército, el panorama en el casco urbano del municipio podría verse alterado, independientemente del resultado electoral.

También el viernes fueron trasladadas las personas que van a trabajar en las Juntas Receptoras de Votos de las comunidades ubicadas Río Coco Arriba, y para hoy está previsto el traslado de las demás Juntas, dijo Roy Suazo, primer miembro del CEM del municipio.