Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Dos de los tres cuerpos de nicaragüenses que permanecían desaparecidos tras quedar sepultados por el terremoto del 8 de enero, fueron localizados, y se esperaba que este domingo, si el tiempo lo permitía, extraerlos de entre la tierra que los sepultó.

La Cruz Roja informó que en horas de la tarde de este sábado fueron ubicados los cuerpos de Norlan Flores Morán y el de su hija Hania Flores Pérez, de año y medio de edad.

Con esto, la lista oficial de muertos pasaría a 25, de ellos nueve nicaragüenses, sin embargo, queda pendiente de encontrar el cadáver de la esposa de Norlan, Idania Pérez Borges, quien aparece como desaparecida en lista de unos cinco que mantiene el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Para los padres de la nicaragüense Idania, Nidia Borges y Reinaldo Pérez López, es un alivio “a medias”, porque falta que se encuentre el otro cuerpo. “Gracias a Dios nos dijeron que los habían localizado (yerno y nieta) pero hace falta el de nuestra hija. Sólo pedimos que la encuentren para que descanse en paz”, comentó apesarada doña Nidia.

La angustia y la zozobra los embarga porque existen muchas posibilidades de que las labores de rescate sean suspendidas, ya que en la zona donde se estima que se encuentra el cadáver, hay toneladas de tierra.

“Pedimos que no suspendan la búsqueda, pero nos han dicho que por su supuesta ubicación es probable que nunca la encuentren. Además que existe mucho riesgo para las personas que la buscan, porque ha llovido y sigue temblando”, dijo Reinaldo.

Amigos de la pareja de nicas fallecidos, coincidieron que el día del terremoto, Nidia estaba en la casa que cuidaba Norlan, en la Colonia El Socorro, de la empresa El Ángel, mientras que Norlan estaba con la niña en una zona de la soda El Mirador (Cinchona).

Por otra parte, el Gobierno de Costa Rica anunció que a partir de esta semana implementarán un plan especial de reconstrucción en todas las áreas que fueron dañadas por el terremoto.

Tanto el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, como el coordinador de la Comisión Nacional de Emergencia, indicaron que ya se tienen visualizadas las prioridades en salud, vivienda, infraestructura, producción, agricultura y atención a las víctimas, entre otras áreas.

Por ello, el gobierno tiene como prioridad (en unas tres semanas) la reubicación de más de 2 mil afectados que se encuentran en albergues temporales e improvisados, a zonas donde se instalarán campamentos con mejores condiciones de las que tienen actualmente en una veintena de albergues.

Asimismo, otras prioridades son reconstruir los caminos y vías dañadas, reponer los empleos a las personas que lo perdieron y destinar recursos para reactivar la economía de los cantones afectados.