• |
  • |
  • END

Indefensos se sienten los consumidores de combustible del país, al ver cómo suben los precios de estos productos por varias semanas consecutivas sin que alguna autoridad haga algo por evitarlo, en momentos en que el petróleo sufre un fuerte desplome en su valor en el mercado internacional.

Varios conductores consultados por EL NUEVO DIARIO dijeron no tener esperanzas en que alguna autoridad pare los abusos que se cometen en el país con los precios de los combustibles.

Ayer, las gasolineras ajustaron los precios de los combustibles, confirmando que las gasolinas subieron de valor y el diesel registró una leve reducción en el precio.

Con los nuevos precios, la gasolina regular que se cotizaba en promedio a 15 córdobas el litro, según el Instituto Nicaragüense de Energía, INE, cuesta ahora 15.30 córdobas promedio; mientras que la súper varió de 15.48 córdobas por litro en promedio, a 15.61 córdobas.

El diesel registró una leve baja de 13 centavos por litro, para quedar en 14.38 córdobas promedio, según el INE.

En la gasolinera Petronic de Larreynaga, la gasolina regular pasó de 15.26 a 15.42 córdobas el litro, mientras que la súper varió de 15.59 córdobas a 15.80 córdobas el litro. Los precios varían en cada estación de combustible.

Carlos Alberto López, uno de los conductores consultados sobre el tema, dijo que antes, si el precio del petróleo subía, también lo hacían los combustibles, pero ahora que el crudo está bajando, contrariamente las gasolinas suben. “La canasta básica está por las nubes. El gobierno debería hacer algo para bajarle a los productos básicos, porque nosotros siempre ponemos el lomo”, añadió.

Juan Ignacio Mercado, un taxista que ayer salió a trabajar en las calles de Managua, dijo que no hay nada qué hacer ante las alzas injustificadas de los combustibles. “Tenemos que trabajar a como dé lugar, y para hacer que baje el precio, lo único que nos queda es hacer otra huelga”, expresó.

Que gobierno controle
Jairo Monjarrez, otro de los conductores que habló sobre el tema, dijo que con los combustibles vamos de mal en peor, porque antes se esperaba que el precio bajara cuando el petróleo se abarataba, pero que ahora la gasolina más bien sube y se dice que va a subir más.

“No hay esperanzas, no hay autoridad que controle los precios de los combustibles”, indicó.

Por su parte, Carlos Solís, propietario de vehículo, dijo que ya es común que ocurran alzas en los combustibles sin ninguna razón, y que ya no se asusta de que pase con mayor frecuencia.

Añadió que se requiere que el gobierno implemente un mecanismo de estabilización de precios de los combustibles, estableciendo un precio base, y que con ello, también se logrará que bajen los precios del resto de productos de consumo básico.

Economistas independientes recomendaron que las autoridades del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, deberían reglamentar el mercado de hidrocarburos en el país, para evitar alzas de precios injustificadas en los combustibles.

Asimismo, que la Asamblea Nacional conforme una comisión de competencia, que ponga en práctica la Ley de Competencia, en este caso, para tratar de controlar el valor de este producto, que sube constantemente en el país a pesar de que el crudo continúa bajando en el mercado internacional.