•  |
  •  |
  • END

Su valentía, la pluma vigorosa y su carácter indomable, se sintió en la misa de mes del roble del periodismo Manuel Eugarrios. Sus amigos más cercanos lo recordaron con mucha emotividad. No sonaba a un adiós, sino un hasta luego. La Iglesia de la Colonia Nicarao, acogió a los amigos del entrañable colega.

El doctor Danilo Aguirre, Director Fundador de EL NUEVO DIARIO, recordó la época cuando Eugarrios se desempeñó como Jefe de Redacción de este rotativo. “Manuel fue un hombre admirable, con una disciplina única. Teníamos unas jornadas nocturnas fuertes, sin embargo, era el primero en llegar al periódico, cumplía con sus obligaciones a cabalidad,”, expresó.

Además, lo catalogó como un periodista que tenía una amplia cultura, la cual se reflejaba en una prosa muy coherente.

Su hijo, Manuel Eugarrios, agradeció el acompañamiento de los amigos de antaño de su padre. “Mi papá fue un hombre que cultivó amistades fraternas, y muchas de ellas están aquí. Para todos fue dolorosa su pérdida, pues no hubo un adiós. Hoy nos queda el recuerdo de un gran hombre”, dijo consternado.


El legado de un periodista
El doctor Aguirre afirmó que el legado que deja este gran periodista lo resume en su último escrito, publicado en la Bolsa de Noticias.

“Como adelantándose a su propia muerte, en el último Mirador Semanal, columna que mantuvo en La Prensa, EL NUEVO DIARIO y por último en la Bolsa de Noticias, lo tituló por ‘Por un periodismo siempre digno y combativo’, esto resume el legado de Manuel Eugarrios”, declaró.

Asimismo, lo catalogó como un hombre modesto, con una inmensa humildad y capacidad de lucha. “El decir, que los periodistas debemos ser siempre dignos y combativos, fue su mejor epitafio, y un resumen de su actuación y su vida”, aseveró el director fundador de EL NUEVO DIARIO.

El periodista William Roiz indicó que los 72 años que vivió Eugarrios fueron para defender a Nicaragua desde sus escritos en la prensa escrita nacional. “Manuel, como pensaba escribía, y como escribía actuaba. Fue hombre recto con el que compartimos, ya fuera en la bohemia, en el trabajo y junto a su familia”, expresó el veterano reportero.

Una pluma recia contra la dictadura
La periodista Marlen Chow lo recordó como una de las plumas más recias contra la dictadura desde las páginas de La Prensa de Pedro Joaquín Chamorro. Lamentó el fallecimiento de Eugarrios, pues es una pérdida para el periodismo nacional, ya que siempre luchó por la libertad de expresión.

“Lo conocí en mis tiempos de universitaria. Siempre contamos con su apoyo, y para mí no era sólo el periodista, sino un gran amigo, de modo que me convertí en asidua en su casa, donde compartimos grandes momentos al lado de su familia”, dijo Chow.

Agregó que fue un maestro a quien se le podía consultar sobre literatura, periodismo y política. “Manuel fue un maestro, una persona que supo compartir sus conocimientos, por eso siempre será acogido en mi corazón”.

Para muchos, el recuerdo de profesor Manuel Eugarrios se mantendrá en su memoria, “pues fue un gran hombre, padre y periodista”, dijo el escritor Manuel Aragón.