Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

A partir de ahora, Nicaragua tiene mayor libertad para realizar proyecciones sobre el potencial petrolero dentro de su plataforma continental en el Mar Caribe, como consecuencia del fallo que emitió el pasado jueves la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre el conflicto limítrofe con Colombia, aseguró el investigador y científico Jaime Incer Barquero.

En su sentencia, la Corte concluyó que no existe una frontera definida entre ambos países en ese mar, y que tiene la jurisdicción para resolver ese tema. De esa manera, el Tribunal acabó con la tesis que mantuvo el país sudamericano, de que el límite era el meridiano 82, localizado apenas a unas 60 millas al este de las costas nicaragüenses.


La plataforma submarina
“Al expansionar el derecho soberano sobre la plataforma submarina más allá del meridiano 82, que era lo que Colombia nos había impuesto, Nicaragua extiende su soberanía sobre la plataforma submarina hasta que la profundidad llegue a los 200 metros, que es el triple o cuatro veces más de lo que teníamos antes”, explicó Incer Barquero.

“Eso significa económicamente que tenemos derecho soberano de explotar nuestros recursos naturales. La pesca, pero sobre todo las posibilidades de petróleo en la plataforma submarina”, añadió.

Según él, las compañías petroleras se habían abstenido a buscar concesiones en la zona, porque no había claridad sobre si acudir ante Nicaragua o Colombia. “Pero ahora que ya queda definida la opción de Nicaragua, van a aparecer las compañías tratando ya directamente con nosotros”, afirmó.

“Ahora que está clara la situación, ya nadie se equivoca sabiendo que los derechos de Nicaragua han sido reconocidos por la Corte de La Haya”, enfatizó el investigador.


¿Petróleo similar al de Yucatán y al de Venezuela?
El doctor Incer no descartó que el tipo de petróleo potencialmente localizado en la plataforma continental de Nicaragua en el Mar Caribe, sea de la misma naturaleza que el de la península de Yucatán y el de Venezuela.

“En vista de que esa plataforma de Nicaragua es amplia y está entre esas dos plataformas, la de Yucatán y la de Venezuela, donde ya probadamente hay petróleo, es posible que los estudios arrojen que existe también petróleo en esa plataforma (de Nicaragua)”, señaló.

“Es la misma historia geológica, la formación de estas plataformas en el Caribe, que tanto en Venezuela como en Yucatán, se ha probado que tienen recursos petroleros. Entonces, es obvio que esta plataforma intermedia que está entre estos dos potenciales petroleros, también lo tengan”, indicó.

Frente a las costas de Yucatán, en el área conocida como la Plataforma Progreso, existen yacimientos de petróleo estimados en 300 millones de barriles y depósitos de gas natural de 500 mil millones de pies cúbicos, aproximadamente, según reveló un estudio del gobierno de Estados Unidos, publicado en 2000.

Por otro lado, información de la enciclopedia digital Wikipedia, indica que la base de la economía venezolana es el petróleo, que genera alrededor del 80% de los ingresos por exportación.

Venezuela es un miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y uno de los principales países productores de petróleo del planeta.

Se reconocen opciones de gran magnitud en todos los tipos de petróleo crudo venezolano, lo que explica que en 2004 se extrajeran 853 millones de barriles, exportándose la mayor parte a Estados Unidos, Europa y países de Latinoamérica.


Colombia mira en “peligro” su pretensión petrolera
El economista Róger Cerda reiteró que las pretensiones expansionistas de Colombia en la zona tenían como interés principal la explotación de los recursos naturales, pero con el fallo de la CIJ, Colombia “mira esa situación en peligro”.

“Yo afirmé que el problema era que Colombia estaba interesado en esa zona, y (quería) aprovecharse de Honduras, porque su potencial petrolífero se estaba agotando y se iba a convertir de un país exportador a un país importador de petróleo. Y ese era el interés”, aseveró.

“Con esto, Colombia mira esa situación en peligro, y para Nicaragua es una oportunidad, porque aquí la gente se ha venido quejando de que el petróleo es muy caro, pero eso es una maravilla para nosotros que sea caro, porque tenemos un potencial que tenemos que empezar a explorar y explotar”, señaló el economista.

Sin embargo, Cerda indicó que es necesario esperar el resultado definitivo sobre la delimitación con Colombia para que Nicaragua inicie exploraciones en el subsuelo, porque habría inseguridad.

“El objetivo de Nicaragua es convertirse en un país exportador del petróleo una vez que haya satisfecho sus necesidades internas de consumo, para transporte, generación de energía eléctrica y para cualquier otro uso”, dijo.

Tras el fallo de la CIJ, José Armando Zamora, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos de Colombia, afirmó que en la actualidad no se está adelantando ningún tipo de trabajo formal de exploración o producción de hidrocarburos en las cuencas de los Cayos adyacentes al archipiélago de San Andrés.

Zamora indicó que la ANH emitió un permiso de Prospección Superficial a la firma Wavefield Inseis, de Noruega, en 2005.

“Con este permiso, la firma Inseis realizó un trabajo regional de adquisición de información sísmica que terminó en 2006, y cuyos resultados preliminares le fueron entregados a la ANH”, dijo Zamora.

Según los estudios, en esa zona hay formaciones interesantes que justifican investigaciones adicionales para determinar el potencial de hidrocarburos de la zona. Las formaciones encontradas pueden representar la existencia de gas o petróleo en el área.