•  |
  •  |
  • END

WASHINGTON / AFP
Barack Obama, a horas de convertirse en el primer presidente negro de Estados Unidos, se remangó la camisa este lunes para colaborar con organizaciones comunitarias durante la jornada que conmemoró a Martin Luther King, con la oferta de "renovar la promesa" del sueño americano.

Obama, quien hoy martes jurará como el 44º. presidente estadounidense, cumplió a cabalidad su llamado a la acción en este día feriado, al abandonar su chaqueta y remangarse para ayudar a pintar y decorar un albergue para jóvenes sin hogar en Washington.

"Dada la crisis en la que nos encontramos y las dificultades por las que atraviesa mucha gente, no podemos permitirnos manos ociosas. Todos tenemos que involucrarnos", pidió Obama en el albergue Sasha Bruce Youthwork (SBY), muy cerca del Capitolio.

"Es correcto que todos ustedes y cientos de miles, quizá más de un millón de personas, a través de 11,000 proyectos de servicio social en todo el país, hayan conmemorado a King y se involucraron en este proceso para reconstruir Estados Unidos", dijo Obama horas más tarde en otro evento comunitario.

Obama rindió tributo a King este lunes, cuando se recuerda el nacimiento --la fecha real es el 15 de enero, pero el feriado se trasladó al lunes-- del célebre activista negro por los derechos civiles asesinado en 1968.

"Estamos resueltos a caminar juntos. Y al avanzar en la misión de renovar la promesa de este país, recordemos la lección de King: que nuestros sueños separados son en realidad uno solo", dijo en un comunicado.


El sueño de King se realizó
Una encuesta de CNN y de Opinion Research Corp. indicó que siete de cada diez negros en Estados Unidos considera que con la elección de Obama el sueño de King de la igualdad racial se materializó.

Obama y su vicepresidente Joe Biden jurarán este martes su cargo en las escalinatas del edificio del Congreso, a partir de las 11H30 (16H30 GMT), tras un tradicional desfile, celebraciones para las que se espera que un millón de espectadores colmen las calles de la capital estadounidense.

Pero la expectativa ya era palpable: cientos de personas desfilaron frente a la Casa Blanca para fotografiar lo que será la nueva residencia de Obama.

Apenas asuma, Obama deberá empezar a tomar decisiones, ante una recesión económica desconocida en décadas, la crisis en Gaza y dos frentes bélicos abiertos, Irak y Afganistán.

Obama tiene previsto, ante todo, una reunión con su equipo de asesores económicos para evaluar las opciones de su gran plan de reactivación económica.

Como parte de su agenda con la que pretende deslindarse de las políticas reinantes durante los ocho años en el poder de George W. Bush, se espera que Obama anuncie el cierre de la controvertida prisión de Guantánamo, según el próximo portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Obama, de 47 años, iniciará su gobierno contando con la confianza de la mayoría de los estadounidenses, según sondeos.

La familia Obama participó el domingo en un megaconcierto en su honor en el Lincoln Memorial, con la presentación de U2, Shakira y Bruce Springsteen, mientras la comunidad latina festejó por todo lo alto en la estación central de ferrocarriles, con Jennifer López, Paulina Rubio y Alejandro Sanz.

La cantante colombiana Shakira, embajadora de la Unicef para la infancia y participante del evento en el Lincoln Memorial, siguió el ejemplo de Obama este lunes y acudió a una escuela de Washington para recitar poemas y decirles a los niños hispanos que su futuro no tiene límites.

Mientras, el saliente presidente Bush dedicó la jornada a llamar a varios dirigentes del mundo, como los de Gran Bretaña, Japón, Georgia, Rusia y Corea del Sur, para comunicarles su satisfacción por haber trabajado con ellos, informó su portavoz Gordon Johndroe en un comunicado.

La última actividad de Obama ayer lunes fue su asistencia a tres cenas para celebrar el espíritu bipartidista que quiere impulsar en Washington, que homenajearán a Joe Biden, a quien derrotara en las elecciones de noviembre, John McCain, y a Colin Powell, primer negro en ocupar la Secretaría de Estado.