Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Corresponsal Costa Rica

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) oficializó el fin de la búsqueda y extracción de siete personas que permanecían desaparecidas tras el terremoto del pasado 8 de enero, entre ellas cuatro nicaragüenses.

Sin embargo, otros cuerpos de socorro como la Cruz Roja y de la Comisión Nacional de Emergencia continuarán con esa labor.

El subdirector del OIJ, Francisco Segura, justificó el retiro del personal de esa entidad por recomendaciones de expertos que estudiaron la zona.

El informe elaborado indica que las grietas hechas por el sismo representan un peligro para las personas que hacían la búsqueda, al igual que la lluvia.

El funcionario, en horas de la mañana de este lunes, se reunió con cada una de las familias que tienen desaparecidos para expresarle que la búsqueda había finalizado por parte del OIJ.

“Si los geólogos hubiesen asegurado que los lugares donde posiblemente puedan estar las personas desaparecidas no presentan ningún riesgo para mi personal, no se habría tomado la decisión de sacarlos y se hubiera continuado en la búsqueda, tal como lo hicimos desde el mismo día del evento”, indicó el funcionario.


El luto compartido
De forma oficial se cotejaba la muerte de 23 personas, pero ahora se deberá sumar la de los siete desaparecido, es decir 30, puesto que las posibilidades de encontrarlos con vida son nulas, indicaron las autoridades costarricenses.

El luto binacional que causó el terremoto se evidencia porque del total de víctimas fatales, 11 son nicaragüenses. De ellos cinco son menores y seis adultos.

Los nombres de los fallecidos nicaragüenses son: las hermanitas Gipsy Tatiana Olivas Díaz y Maricela Argüello Díaz; Miguel Ángel Arteta Montoya, Leonor Flores Garzón, Ilsia Johana Garzón Espinoza, Ixa Dayana Garzón Espinoza y Leslie David Garzón.

Asimismo, por la decisión de suspender la búsqueda, es seguro que a esa lista de siete pinoleros se deberá adicionar cuatro más: Norlan Flores Morán, Idania Pérez Borges (esposa de Norlan), Hania Flores Pérez (hija de Norlan e Idania) y José Baldelomar Barrios.

Ellos permanecían como desparecidos antes del cierre de las labores de búsqueda. Familiares y vecinos dan fe de que fueron sepultados por toneladas de tierra y que sus cuerpos esperan cristiana sepultura.

Los padres de Idania Pérez lamentaron que se haya suspendido la búsqueda, pero a la vez entendieron las explicaciones de las autoridades.

Tanto Nidia Borges como Reinaldo Pérez López, expresaron que es doloroso no haber podido encontrar los cuerpos de su hija, sin embargo, dejan todo en manos de Dios porque reconocen el esfuerzo que se ha hecho por hallarlos.

“Sólo Dios da fuerza. Al menos me quedan los recuerdos y la fe de que están en un lugar seguro. No podemos hacer nada más. Esperábamos que se pudieran haber rescatado para sepultarlos, pero ya estamos resignados”, coincidieron los padres, suegros y abuelos de esas tres víctimas nicaragüenses.

En otro informe, la Comisión Nacional de Emergencias indicó que después de una evaluación a mil 87 viviendas, se detectó que 664 presentan daños parciales y 423 son pérdida total.

Mientras que el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) está pronosticando lluvias y bajas temperaturas por un frente frío que afectarán las zonas golpeadas por el sismo, como es San Miguel de Sarapiquí, Cinchona y Varablanca. Dichas condiciones climáticas prevalecerán hasta el jueves.


lmendoza@elnuevodiario.com.ni