Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Familias campesinas beneficiadas por el gobierno anterior con la asignación de propiedades en la zona de La Libertad, Chontales, denunciaron sentirse intimidados por los antiguos dueños de la propiedad, los cuales, al parecer, se han dispuesto a recuperarla por la vía de hecho.

Petronila Zeledón, quien junto a su esposo --asesinado por conflictos de propiedad-- recibió en asignación la finca Palos Verdes, denunció que Erick Villegas, quien dice ser dueño de la finca, llegó la mañana de ayer lunes acompañado por hombres armados de machetes, y sin pedirle permiso, se metió a la propiedad como si fuese el dueño.

Ulises López Zeledón, hijo de doña Petronila, aseguró que ante la presencia de los armados optaron por retirarse a la casa hacienda, mientras los hombres junto a Villegas revisaban el ganado que pastaba en los potreros.

Tanto Ulises como la abogada Edelmira Acevedo se quejaron de la falta de actuación de la Policía de Juigalpa, la que fue alertada de la presencia de los armados, pero hicieron caso omiso de la denuncia y no llegaron al lugar.


Funcionarios a favor de productores
En días pasados, la señora Zeledón Vargas y su abogada denunciaron que funcionarios de la Procuraduría General de la República y de la Intendencia de la Propiedad estaban presionando a los beneficiados con asignaciones de propiedades otorgadas por el gobierno anterior para obligarlos a regresar las tierras a sus antiguos dueños.

Zeledón Vargas denunció que el doctor Luis Ráudez, funcionario de la Procuraduría General de la República, y Alejandro Gómez, de la Intendencia de la Propiedad, la citaron a una reunión donde la intimidaron para que abandone la finca Palos Verdes y acepte otra propiedad en otro lugar.

“Me dijeron que revocarán la asignación de la propiedad que nos otorgó el gobierno de Bolaños, para entregarla a Erick Villegas, antiguo dueño de Palos Verdes”, señaló la campesina.

Según la señora Zeledón, ambos abogados, a pesar de ser funcionarios del gobierno, hablaron como si representarán legalmente al ganadero Erick Villegas, proponiéndole abandonar la propiedad a cambio de otra que le entregarían en otro lugar.

Denis Báez, director del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos en Juigalpa, criticó el manejo que los funcionarios del Estado están haciendo de la finca Palos Verdes, y se pronunció a favor de una solución viable que no afecte a los campesinos.