•  |
  •  |
  • END

EL VIEJO, CHINANDEGA.


A pocas horas de haber asumido su cargo, el alcalde de El Viejo, Asunción Alcides Moradel, señalado por presuntos actos de corrupción en su primer período de gestión, despidió a 15 funcionarios, todos militantes sandinistas que trabajaron en el período anterior con el ex edil Germán Muñoz Moncada.

Entre los cesanteados están Mauricio Rivera, encargado de servicios municipales; Jorge Miguel Espinales, jefe de proyectos; Marcial Méndez, de Relaciones con la Comunidad; Ledar Torres, encargado de la Unidad de Adquisiciones; el financiero Francisco Paz, el gerente Rufino Ríos, el camarógrafo Roberto Álvarez, Santos Carías, Ramiro Garrido e Ismael Paniagua, entre otros.

La escoba de Asunción no parece parar ahí, porque envió de vacaciones a varios empleados, entre ellos al asesor legal, Ismael Ulloa, a quienes tiene en la mira para despedir en los próximos días.

Moradel nombró a su esposa, Julia Bertha Baca, como encargada de relaciones con la comunidad.


Se puso banda presidencial
Moradel, quien el día de la toma de posesión se colocó una banda estilo presidencial, sacó de sus puestos a sus “compañeros” sandinistas, y en un acto calificado de venganza por los cesanteados, los reemplazó por varios mimados del diputado del “bananazo”, Marcelino García.

Uno de los nuevos empleados es el cuestionado Diego Urcuyo, ex funcionario de la empresa Trabanic y de la Alcaldía de Chinandega bajo la administración de Julio Velásquez Bustamante, también ahijado político de García, quien supuestamente será el asesor de Moradel.

En la desastrosa administración edilicia de Velásquez Bustamante, a Moradel le inventaron el cargo de encargado de Relaciones Internacionales, para que devengara salario, y ahora está devolviendo el favor.

El nuevo alcalde de El Viejo también designó a Luis Machado, ex gerente departamental de la Lotería Nacional en la Administración de Enrique Bolaños, como jefe de administración tributaria.

Alberto Ubilla Gasteazoro, militante del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, confirmó a EL NUEVO DIARIO que trabajará como asesor externo de la comuna viejana.

El abogado Ledar Torres calificó de irresponsable y de revanchismo político la actitud de Moradel, quien solicita a los cesanteados que se presenten el próximo jueves a su despacho a negociar la liquidación.


Ex jefe de ruta sandinista molesto
Mauricio Rivera, con 30 años de militar en el Frente Sandinista, aseguró que su oficina no fue recibida por ningún funcionario, debido a que sólo le entregaron la carta de despido firmada por Alcides Moradel, quien, como esperaban los empleados, llegó con sed de venganza, a pesar de que lo apoyaron en la campaña para que ganara la comuna.