•  |
  •  |
  • END

El cuartel de la Policía en Tipitapa se convirtió la tarde del martes en centro de atención para una batería de periodistas, al conocer que en ese comando estaban detenidos tres jóvenes acusados de haber secuestrado a una hija del diputado Maximino Rodríguez.

Por más de dos horas, periodistas y camarógrafos corretearon de un lado a otro en busca de una imagen o de una declaración que aclarara el confuso secuestro.

En un momento de la espera, y para evitar que los periodistas abordaran al diputado Rodríguez, la Policía trató de distraer a los reporteros gráficos haciendo que un agente de tránsito saliera corriendo de forma intempestiva del parqueo del comando policial, simulando que perseguía a un reo en fuga.

Empero, esta maniobra no dio resultado, y minutos después el jefe de la bancada del PLC en el Parlamento tuvo que salir junto a su esposa y enfrentar a la batería de periodistas que lo “bombardearon” con preguntas en torno al secuestro de su hija.

Poco antes de la siete de la noche dijo que su hija, de quien no quiso revelar su nombre hasta ese momento, seguía secuestrada.

“Mi hija está desparecida”, afirmó Rodríguez, quien calificó de “corruptores de menores” a los presuntos raptores de su adolescente hija de 14 años.


La historia del secuestro
El diputado del PLC, Ulises Alfaro, quien llegó hasta el comando de la Policía en Tipitapa a solidarizarse con Rodríguez, dijo que eran dos las jóvenes parientes de su colega que habían sido secuestradas, pero que una de ellas fue liberada cuando el legislador liberal perseguía a los raptores en su vehículo sobre la Carretera Panamericana Norte
Los tres supuestos secuestradores fueron capturados por la Policía en el lugar conocido como “La Garita”, en el kilómetro 16 de esa vía internacional.

Según Alfaro, el diputado Maximino Rodríguez se encontró con el carro rojo donde los “secuestradores” llevaban a su hija y a otra joven, en la Carretera Norte, cuando él se dirigía hacía Sébaco, donde vive con su familia.

A las ocho de la noche de ayer martes, la comisionada mayor, Vilma Reyes, vocera de la Policía Nacional, informó que la hija del diputado había sido rescatada sana y salva, y que todo se trató de un problema familiar.



Versión del abogado de uno de los detenidos
Silvio Prado Solís, abogado de los familiares de Yáder Méndez, uno de los jóvenes detenidos por el rapto de la hija del diputado Maximino Rodríguez, confirmó que la adolescente hija del legislador liberal fue quien tomó la decisión de marcharse de su casa junto con su novio.

El abogado reveló que el diputado Rodríguez sabía desde la tarde del lunes que su hija se había ido con el muchacho Méndez, porque a eso de las once de la noche llegó hasta la casa de la familia a amenazarlos.

“Por todo lo que ha sucedido, la familia de Yáder Méndez va a acusar al diputado Maximino Rodríguez por injurias”, aseguró el abogado Silvio Prado.