•  |
  •  |
  • END

EL VIEJO, CHINANDEGA

Trabajadores despedidos de al Alcaldía de El Viejo por el alcalde orteguista, Asunción Alcides Moradel, acudirán ante el Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal, Inifom, y el Fondo de Inversión Social de Emergencia, FISE, para hacer valer sus derechos, ya que consideran que el edil violó la Ley de Carrera Administrativa al haberlos corrido.

También anunciaron que contrarrestarán judicialmente algunas acusaciones que allegados a Moradel han hecho contra algunos de ellos.

Mauricio Rivera, ex director de Servicios Municipales de la Alcaldía de El Viejo, dijo que él y los otros catorce trabajadores despedidos, son honrados, trabajaron sin horario en sus actividades rutinarias y le metieron el hombro a Moradel en la campaña, para que ganara las elecciones, de lo contrario estaría en la calle.

Agregó que su casa la construyó con trabajo honesto, por lo que desmintió los señalamientos por robo vertidos por un concejal joven recién electo, quien en tiempos de la campaña de Moradel, llegaba a su vivienda a pedirle dinero.

Añadió que llamará ante los tribunales a ese concejal y al dirigente de un sindicato que tildó como “blanco”, quien lo acusó por acoso sexual.

“Los dos me van a tener que probar lo que dicen y veremos quién tiene la razón”, dijo Rivera, con treinta años de militancia en el Frente Sandinista.

Mencionó, además, que tiene una demanda en la delegación policial de El Viejo por amenazas de muerte contra ese dirigente sindical, quien según él, no trabaja, y lo retó a que presente un informe financiero de cuando “trabajó” como colector y notificador de la comuna.

Por su parte, Ledar Torres, ex Director de Adquisiciones de la Comuna, dijo que “los 15 somos profesionales con amplia experiencia y podemos trabajar en la empresa privada o en el Estado, pero se trata de sentar un precedente para que no ocurran estos hechos desagradables como el aplicado por Moradel, quien se burla de la Ley al suspendernos de nuestros cargos, los cuales están vigentes”.