Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

La intervención del viceministro de Gobernación, Carlos Nájar, permitió que concluyera sin el uso de la fuerza, el amotinamiento que un grupo de reos llevó a cabo en el Sistema Penitenciario Regional de la comarca de Waswalí, jurisdicción de Matagalpa, que dejó como resultado un oficial herido y otro lesionado.

Nájar se hizo presente al penal y conformó una comisión negociadora, para conocer las demandas de los amotinados y resolver el conflicto, pero hasta la noche de ayer se desconocían los resultados de lo negociado.

Los internos amotinados, que demandaban mejor alimentación y el derecho a visitas familiares y conyugales, comenzaron quemando colchones, quebrando escritorios y lanzado piedras a los oficiales del penal, que trataban de persuadirlos para que desistieran de su actitud, lo que provocó que un oficial resultara lesionado levemente, al igual que un miembro de las tropas de intervención rápida, quien resultó con una pedrada en la frente que ameritó que lo trasladaran de emergencia al Hospital Regional “Cesar Amador Molina”.

El amotinamiento, que se llevó a cabo en el pabellón dos de ese centro penitenciario, terminó a la una de la madrugada de ayer y provocó la movilización de tropas del Sexto Comando Militar del Ejército de Nicaragua, quienes acordonaron los alrededores del penal para evitar alguna fuga.

Miembros del los grupos de intervención rápida de la Policía Nacional (GIR) estuvieron a la expectativa hasta la llegada de los antimotines.

Los bomberos de Matagalpa también llegaron al lugar, ya que se les había informado que habían incendiado parte del penal, pero al final sólo fueron algunos colchones.

Unos 35 reos detenidos por asesinatos y otros delitos fueron quienes llevaron a cabo las acciones violentas, utilizando piedras, cuchillos y machetes que sustrajeron del área de cocina del penal.


Otras demandas
Otras de las demandas de los reos, que le fueron planteadas al viceministro Nájar, son que no se les racione la energía eléctrica y el agua, además de que se mejore el trato a los internos por parte de la jefatura y funcionarios del Sistema Penitenciario Regional.

El funcionario añadió que se seguirá trabajando como lo establece la Ley del Régimen Penitenciario, pero que se continúa con las pláticas con un grupo de reos y personal del penal.