Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

La crisis internacional y la disminución del envío de remesas de centroamericanos en Estados Unidos hacia sus familias en el istmo, reducirá al menos un 15 % la demanda salvadoreña de queso nicaragüense, afectando la industria láctea nicaragüense, estimó Alfredo Lacayo, director ejecutivo de la empresa Centrolac.

Lacayo señaló que el 70 % del queso producido por Nicaragua es consumido en El Salvador, país cuyas autoridades ya han estado poniendo diversas trabas no arancelarias al ingreso del producto nicaragüense. La reducción del envío de remesas al área centroamericana también podría reducir las compras de lácteos en Guatemala.

El director de Centrolac, sin embargo, no sólo se preocupa por el problema de la posible disminución de las compras salvadoreñas de queso nacional, hacia donde se envían de este producto unos 100 millones de dólares, sino por la baja de precio de la leche en polvo en el mundo, que en términos de casi un año se redujo de 4 mil 500 dólares por tonelada métrica a mil 900.

Esos problemas podrían reducirse si los ganaderos nicaragüenses hacen un esfuerzo adicional para elevar la calidad de la leche nacional, para colocar mayor cantidad de este producto en el mercado venezolano, que tiene una fuerte capacidad adquisitiva, expresó el director de Centrolac.

De acuerdo con Lacayo, para que la industria láctea crezca, tiene que seguir exportando, dado que el mercado nacional es pequeño y el productor requiere estabilidad para continuar invirtiendo en mejoramiento genético, de pastos y de nivel de vida.

Aseguró que el mercado venezolano es muy importante para poder colocar parte importante de la producción nicaragüense, pero para llegar a ese mercado se requiere leche de alta calidad para procesarla como ultrapasterizada, tomando en cuenta que el barco que lleva la leche hasta Venezuela, tarda 15 días en llegar, además del tiempo para descargar y desaduanar y por las altas temperaturas
Hasta el momento hay dos empresas que están exportando al mercado venezolano: Centrolac y Parmalat, pero destacó que la demanda es mucho mayor y se puede absorber lo que previsiblemente se puede reducir en Centroamérica

Apoyan técnicamente a productores
El empresario manifestó que la empresa que dirige está participando con el Servicio de Cooperación Holandés, que ha otorgado un fondo de 150 mil dólares, en un programa de asistencia a productores lácteos de Nicaragua, para mejorar la calidad de la leche que producen.

Lacayo destacó que el total de las exportaciones a Venezuela alcanzan los 150 millones de dólares, valor dentro del cual la leche ultrapasterizada ocupa un buen lugar, la cual con la capacidad productiva de este alimento que tiene Nicaragua, se podría duplicar o triplicar, pero logrando alcanzar una leche de alta calidad en todo el país, lo que a la par se traduciría en un mejor precio para los productores.

Actualmente el precio que paga Centrolac a los productores de leche de alta calidad, compite con el pagado en Costa Rica, dice el señor Lacayo.

Por otra parte, destacó que al mercado venezolano se podrían exportar también jugos, néctares de naranjas, guayabas, mandarinas y de diversas frutas tropicales, además otros productos como yogurt, helados, diversificando las exportaciones para luchar contra la recesión.