•  |
  •  |
  • END

El embajador de Venezuela en nuestro país, Miguel Gómez, comentó sobre las áreas de cooperación entre el gobierno bolivariano y Nicaragua, específicamente en el caso de la refinería “Hugo Chávez”. El diplomático dijo que la planta era un proyecto a largo plazo, pues hasta el año próximo se harán los estudios de impacto ambiental.

Gómez declaró que la refinería cuenta con el total financiamiento de su país, y que Albanisa era la empresa que iba a dirigir toda la operación. “Venezuela se comprometió con enviar un suministro diario de 27 mil barriles de petróleo, pero esto no podía hacerse efectivo porque no habían almacenes para depositar”, señaló el funcionario venezolano.

Sin embargo, indicó Gómez, “ya con el acuerdo que se vislumbra con la Compañía Esso Petróleo y el gobierno nicaragüense para que se pueda adquirir y procesar crudo venezolano, es factible que en enero la cantidad que habíamos ofrecido se llegase a concretar”.


Bajará los precios
El diplomático afirmó que nuestro país recibirá 10 millones de barriles de petróleo al año, contando ya con la planta de almacenaje y refinación.

Gómez comentó que con ese flujo de petróleo se vendrán a bajar los precios del combustible en el mercado. “Esto beneficiará a los sectores populares con menos recursos, pues se les dará el suministro en condiciones preferenciales”, indicó el diplomático.

El funcionario citó como ejemplo el transporte colectivo de Managua, donde el pasaje es subsidiado por el Estado. “Las personas en la capital pagan dos córdobas con 50 centavos, esperamos que esto se pueda extender en todo el país”, expresó Miguel Gómez.


Fallo de La Haya
El embajador venezolano también opinó acerca del veredicto que dictó La Haya sobre la disputa en el Mar Caribe entre Nicaragua y Colombia, y dijo que como diplomático no podía pronunciarse pero que ese era un fallo que se esperaba.

“A mi criterio, por lo que he leído en los periódicos, el fallo fue ‘una de cal y otra de arena’, otros lo han llamado agridulce, sin embargo lo dictado favorece a las dos partes. No me puedo pronunciar abiertamente, ya que Colombia y Venezuela tienen conflictos territoriales desde hace mucho tiempo”, dijo Gómez.

Agregó que jurídicamente es importante que el Tribunal se haya pronunciado, pues en un momento se pensó que la Corte se iba a declarar incompetente. “Eso hubiese sido desfavorable para Nicaragua, pero ahora se avizora la posibilidad de un beneficio para este país”, expresó el embajador de Venezuela.