Eloisa Ibarra
  •  |
  •  |
  • END

Los magistrados liberales no tienen los votos necesarios para liberar al ex alcalde de El Ayote, Eugenio Hernández, condenado a 25 años de prisión por el asesinato de la periodista María José Bravo.

El magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, Sergio Cuarezma, afirmó ayer que mantiene y mantendrá la palabra que le dio a doña Antonia Sánchez, madre de la periodista María José Bravo, en el sentido que no dará su voto para que Eugenio Hernández sea liberado.

El jurista aseguró que no ha preparado ni preparará el proyecto de sentencia del caso de María José, y aunque conoce que circula un proyecto, a sus manos aún no ha llegado y desconoce el contenido.

Indicó que el vicepresidente de la CSJ, Rafael Solís, sabe que él se opone a la liberación de Hernández, y que hay por lo menos otro magistrado que tiene esa posición, por lo que será difícil sacar la sentencia.

Un día antes, Solís aseguró que él ya dio su palabra y la mantendrá, que no dará su voto para liberar a Hernández, y que su colega, Yadira Centeno, quien integró sala en sustitución del Presidente de la Sala Penal, Armengol Cuadra --que esta inhibido-- tampoco la firmará, y cree que la magistrada Juana Méndez tiene una posición similar.

Hernández fue condenado a 25 años de prisión por el asesinato de Bravo, ocurrido el 9 de noviembre de 2004 en la entrada principal del Centro de Cómputos, que funcionaba en el Instituto Nacional “Josefa Toledo de Aguerri”, en Juigalpa, donde un grupo de personas reclamaba por los resultados.

Para Cuarezma, es fundamental que antes de someter a votación el caso, los magistrados tengan a la vista algunas pruebas que no rolan en el expediente, aunque deberían estar, para discutirlo con mayor objetividad y transparencia.

Las pruebas que no aparecen en el expediente, según Cuarezma, son: el croquis, el informe de balística, el dictamen médico forense, la prueba de parafina y los peritajes, que tanto el fiscal del caso, Julio Montenegro, como el defensor de Hernández, William Cuadra, han hecho referencia desde sus respectivas tesis.

Los magistrados liberales han preparado tres proyectos de sentencia para liberar a Hernández, pero se han caído por diferentes razones. En todos ellos cambian la tipificación del delito por uno con pena menor, para posibilitar su pronta salida.

Esta vez, aunque según una fuente de la Corte, el magistrado Antonio Alemán preparó un proyecto de sentencia, en el que cambian el delito de asesinato por el de exposición de personas al peligro con resultado de muerte, contemplado en el artículo 154 del viejo Código Penal, sus colegas no comparten la propuesta.

El Nuevo Diario conoce que existe otra propuesta para cambiar el delito de asesinato por homicidio culposo, que contempla tres años de pena máxima, y que dejaría inmediatamente en libertad a Hernández, porque ya ha cumplido cuatro años en la cárcel.

El magistrado Solís explicó que, en este caso, los liberales no pondrán hacer quórum sólo ellos, porque a diferencia del caso de Alemán, que fue tramitado con el viejo Código de Instrucción Criminal, este otro proceso se sigue con el Código Procesal Penal, CPP, que establece que sólo pueden resolver quienes estuvieron en la audiencia.

Vale recordar que en diciembre pasado, la Sala Penal remitió la audiencia de casación a Hernández, y en ella estuvieron los liberales Antonio Alemán, Sergio Cuarezma y Gabriel Rivera, y los sandinistas Rafael Solís, Yadira Centeno y Juana Méndez, y de acuerdo con el CPP, sólo estos magistrados pueden resolver el caso.