Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Corresponsal Costa Rica

Varias organizaciones que trabajan con inmigrantes en Costa Rica están uniendo esfuerzo para que la ayuda económica y de vivienda a las víctimas del terremoto del 8 de enero, no sea excluyente con los nicaragüenses que no tengan un estatus legal de residencia en el país.

En una carta dirigida los presidentes de Nicaragua y Costa Rica, estas organizaciones solicitan “facilitar y flexibilizar los trámites migratorios a aquellas personas que no cumplen los requisitos --para una residencia--, y en los casos que sí cumplen y no han gestionado su residencia, agilizar el proceso ante la Dirección General de Migración y Extranjería”.

Lo anterior porque existen experiencias en donde al extranjero que no tenga un estatus de permanencia legal, se le excluye de ayuda gubernamental.

En este contexto, el nuevo drama que puede suscitarse en cientos de nicaragüenses es que muchos de ellos podrían quedarse sin asistencia gubernamental después que dejen los albergues.

Distintas instancias de los estados nicaragüense y costarricense, así como organizaciones de la sociedad civil y religiosas, en ambos países, hacen el esfuerzo de documentar personas inmigrantes y determinar la cantidad de personas carentes de un estatus de permanencia legal. En esa vía, estas organizaciones piden un tratamiento diferente por la emergencia provocada por el terremoto.

El Comité de Ayuda al Migrante (CAM), el Servicio Jesuita para Migrantes, Cáritas, y el Fondo Latinoamericano de Desarrollo (Folade), entre otras, está solicitando al presidente Daniel Ortega que “use todas las vías diplomáticas y de buena vecindad para gestionar ante el gobierno costarricense una amnistía restringida y temporal para todos aquellos nicaragüenses afectados por el terremoto”.


Mensaje a presidentes
También piden a Ortega que facilite y flexibilice los trámites a aquellos nicaragüenses que necesiten un pasaporte ordinario, cédula de identidad o partidas de nacimientos para que realicen sus trámites con la rapidez del caso, y que sean entregados sin costo alguno.

“Presidente Ortega, exigimos a usted como representante del pueblo nicaragüense, y que por su investidura tiene la responsabilidad y la obligación, interceder ante su homólogo costarricense para que sean beneficiados con esa amnistía restringida los compatriotas afectados”, reza en el documento.

En el mensaje al presidente Óscar Arias, se insta a que acepte la petición, o, en el mejor de los casos, que la ayuda gubernamental e internacional no sea excluyente ante la carencia de un estatus migratorio de esas familias nicaragüenses.

A esta petitoria, que sus firmantes buscarán entregar a los respectivos gobiernos, se suma una hecha por la Conferencia Episcopal de Costa Rica, la Defensoría de los Habitantes y el Servicio Jesuita para los Migrantes, dirigida a la Dirección de Migración de Costa Rica.

En tanto, la cónsul general, Leticia Herrera, explicó que están ayudando a documentar a los nicaragüenses que pedieron sus papeles de Nicaragua o bien que no los tengan.

“Es lamentable, pero la mayoría no tiene residencia. Estamos procediendo a terminar un censo para saber cuántos necesitan la residencia. En los consulados móviles que se han realizado también nos hemos encontrado con casos en que tienen algún vínculo (hijos nacidos aquí o matrimonio con ticos), lo que les permite acceder a una residencia”, comentó.


lmendoza@elnuevodiario.com.ni