•  |
  •  |
  • END

Los contralores han aprobado préstamos hasta de dos meses de salario a colegiados y empleados de diversas áreas, una acción que en el caso de los miembros del Consejo Superior de la Contraloría sumaría casi un cuarto de millón de córdobas de su presupuesto, y que podrían utilizarse para hacer más efectivo el ente fiscalizador.

El contralor Lino Hernández confirmó que ha habido ocasiones en las que se han aprobado hasta dos meses de salario a algunos empleados, una práctica que dijo que no es ilegal, pero en la que aseguró él no incurriría.

Los contralores aprobaron por unanimidad un préstamo de 104 mil córdobas a favor del colegiado Fulvio Palma, quien tendrá todo 2009 para pagarlo, y no erogará dinero en concepto de intereses, como lo haría ante cualquier banco privado o microfinanciera. Palma se defendió indicando que como empleado “tiene derecho” y que es buena paga.

“Los préstamos existen desde hace varios años, hay un fondo rotativo que se maneja a través de un comité, pero en este caso (de Palma), fuimos nosotros quienes lo aprobamos, se han hecho préstamos de hasta dos meses y lo único que se pide es que se pague el mismo año”, dijo Hernández.


“No es ilegal, pero yo no lo haría”

Hernández dijo que no existe restricción para hacer este tipo de concesiones, pero aseguró que él no caería en la misma práctica.

“El licenciado Palma nos presentó una situación, lo planteó como una emergencia familiar y se accedió a eso. Ha prestado en otras ocasiones y siempre paga. Yo no quiero decir que de esta agua no beberé, porque no se sabe qué necesidades pueda tener, pero yo no lo haría”, dijo el colegiado.

Fuentes de la Contraloría informaron que Palma ha hecho al menos cuatro préstamos parecidos al que recientemente le aprobaron sus colegas.

Añadió que “es cierto que en cualquier entidad financiera pagaría intereses, pero en la CGR lo que buscamos es cómo ayudar a los trabajadores, por eso lo único que se pide es que sea pagado en el mismo año fiscal para no descontrolar el presupuesto”


Ieepp: “Ni ético ni moral”

El director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) Javier Meléndez, dijo que esta es una práctica que debería de erradicarse del sector público, sobre todo cuando se trata de funcionarios de alto nivel con salarios como los que ganan los contralores, magistrados o diputados.

“La Contraloría particularmente debería ejercer su función y ser una entidad que sirva de ejemplo de buen manejo de los recursos, en donde no hay discrecionalidades ni este tipo de prácticas de autoprestarse como es este caso”, dijo Meléndez.

Indicó que en esta situación no se habla de asuntos políticos, sino de asuntos éticos, porque son los contralores los que se supone que vigilan que las cosas se hagan de manera correcta en cuanto a la bienandanza del manejo de los recursos del Estado y por tanto, deberían ser modelo.

“No es de si hay derecho o no de que si se paga o no se paga, es un asunto de que las instituciones públicas no son bancos, y la Contraloría ha venido en una involución en la cual el ciudadano siente que no está defendiendo el uso correcto de las finanzas”, dijo el titular del Ieepp.