•  |
  •  |
  • END

Los contralores decidieron ayer aprobar una auditoría en la administración del ex edil Dionisio Marenco, la cual fue solicitada por el nuevo alcalde capitalino Alexis Argüello.

El contralor Lino Hernández dijo que la decisión fue dar paso a la auditoría en los términos en la que la pidió Argüello, quien envió una carta el mismo día que asumió su cargo el pasado 16 de enero.

Argüello, con base en las facultades que le otorga la Ley de Municipios con sus reformas, pidió la realización de una auditoría especial de ingresos y egresos, durante los últimos dos años de la gestión de su antecesor, a fin de conocer el “manejo correcto o incorrecto” de los recursos de la municipalidad.

“De igual manera solicitamos que los informes de auditoría de los últimos 4 años emitidos por la Unidad de Auditoría Interna, sean revisados por ustedes, a fin de verificar si los trabajos efectuados en materia de fiscalización y control superior se adecuaron a las normas de contabilidad y auditoría gubernamental, que nos permite conocer a profundidad la transparencia en el manejo de los recursos municipales”, dice la misiva.

“Creemos que es importante profundizar en todo lo relacionado con compras, ejecución de proyectos, donaciones, liquidaciones de personas y cualquier otro aspectos que desde el punto de vista de auditoría sea relevante para sus auditores como expertos sobre todos estos temas”, dice la carta del nuevo edil capitalino.


Ampliarán auditoría en Jalapa
Por otro lado, Hernández informó que decidieron ayer ampliar la auditoría en la alcaldía de Jalapa, donde unos comunitarios de ese municipio denunciaron al controversial ex alcalde Humberto Pérez Largaespada, de manejo irregular de unos fondos que se iban a utilizar para la construcción de 10 kilómetros de camino, de los cuales sólo se hicieron seis kilómetros.

Los colegiados le impusieron en noviembre de 2007 una presunción de responsabilidad penal por causar daño patrimonial al Estado por la suma de 446 mil 216 córdobas.

“Los denunciantes dicen que se paralizaron las obras por falta de pago, y dicen que el ex alcalde había comprado un módulo de construcción y que lo alquilaba para otras municipalidades, y una serie de señalamientos, pero como ya se había aprobado antes una auditoría por otras denuncias, se decidió ampliarla con esto”.