•  |
  •  |
  • END

La intolerancia del gobierno atenta contra la libertad de expresión y coarta, además, la libertad de movilidad y asociación de los nicaragüenses, reveló el informe de la delegación de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, en el país, que se ha reunido con distintos sectores en las últimas 72 horas, excepto con el gobierno.


En ese sentido, la delegación, encabezada por el presidente de la SIP, Enrique Santos Calderón, lamentó que tanto el presidente de la República, Daniel Ortega, como diputados y funcionarios del gobierno, se hayan negado a reunirse con ellos. “No entendemos su renuencia, porque el que calla otorga”, expresó Santos Calderón.


“El desaire del presidente Ortega a dialogar muestra el clima de intolerancia que propicia su gobierno, lo que a diario se pone en evidencia en el trato con los medios de comunicación independientes, a los que se les niega la información, se les acosa con instrumentos legales o judiciales y se les discrimina con el otorgamiento de la publicidad estatal”, detalla el informe.


La misión de la SIP en Nicaragua estuvo conformada por nueve periodistas de Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala y Honduras. El informe resultó de reuniones con periodistas, directores de medios de comunicación, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, y líderes de opinión.


El único funcionario orteguista con el que se reunieron, fue el vicepresidente de la CSJ, Rafael Solís, quien minimizó los señalamientos de violación a la libertades, aunque según Santos Calderón, reconoció algunos excesos del gobierno, pero como hechos aislados porque no era una política de Estado limitar la libertad de expresión.

Gobierno azuza polarización

Por otra parte, mostraron su preocupación por el uso de medios de comunicación oficiales como medios de propaganda para difamar a los críticos del gobierno, así como la falta de acceso a la información pública.


Santos Calderón consideró que hay polarización en los medios, algo visible al comparar a medios escritos independientes con el periódico del gobierno “El 19”.

Imitando al somocismo

El Director Ejecutivo de la SIP, Julio Muñoz, consideró preocupante que el gobierno repita acciones de la dictadura somocista, al permitir turbas en contra de los medios de comunicación, y una espiral de violencia a través de grupos de choque paraestatales contra quienes disienten.


Además señaló el secretismo del gobierno, y recordó que la información es un derecho de la gente, y que el gobierno sólo es un administrador tanto de los bienes como de la información.

“Estamos acostumbrados a ser rechazados”

Ante los señalamientos del procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas, Santos Calderón aseguró que están acostumbrados a esos cuestionamientos en otros países, señalando a Venezuela, Bolivia y Ecuador, donde según ellos, siempre serán tildados de burgueses y agentes de la CIA.

Se debe liberar tensión con medios

También hicieron un llamado a Ortega a que cumpla con la Declaración de Chapultepec, que él mismo firmó en la campaña de 1990.


Bob Rivard, Presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, resaltó el nivel de tensión entre el gobierno y los periodistas, por lo que llamó a Ortega a que deje de incentivar el ataque a los hombres y mujeres de prensa a través de insultos, y así evitar la intimidación y la violencia.


Recomendó adicionalmente el respeto a la Ley de Acceso a la Información Pública, distribución técnica de la publicidad estatal y revisar las sentencias y resoluciones sobre los asesinatos de los periodistas Carlos Guadamuz y María José Bravo.


Además, celebraron la desestimación de acusaciones criminales en contra de Organizaciones No Gubernamentales, específicamente el Centro de Investigaciones en la Comunicación, Cinco, que dirige el periodista Carlos Fernando Chamorro.