•  |
  •  |
  • END

El secretario de Comunicación de la Curia Arzobispal, sacerdote Rolando Álvarez, aseguró que la débil institucionalidad democrática de los poderes del Estado no ha permitido un desarrollo social y mucho menos una estabilidad en el país.


Y es que además de los constantes actos irregulares propios de las instituciones del gobierno, Álvarez señala las violaciones de los derechos ciudadanos, cometidas en el pasado proceso electoral, como causas fundamentales de la suspensión de varias donaciones de países amigos, que han llevado al presidente Daniel Ortega a tomar medidas de emergencia, ampliamente criticadas.


“Nuestras instituciones no han alcanzado un grado de realización que contribuya al desarrollo de la nación ni a la paz social, el derecho de votar y ser elegido en elecciones periódicas, auténticamente realizadas, que garanticen la libre expresión de la voluntad de los electores”, reiteró el clérigo.