•  |
  •  |
  • END

Uno de los últimos conciertos del año quedó reducido a caras de amargura, enojos y humillación, pues los asistentes al espectáculo “Invasión Reggaeton”, que pretendía realizarse en el estadio Cranshaw, fue cancelado.

EL NUEVO DIARIO se puso en contacto con One Production, responsable del concierto para conocer las causas de esta suspensión. Ellos dijeron que Dálmata y La Factoría no pudieron llegar. Tampoco anunciaron nueva fecha, sólo aseguraron que la compañía entraría a una reunión para determinar los nuevos planes.

La reacción de los empleados fue de molestia debido a las pérdidas obtenidas, pues muchos de los miembros de seguridad proceden de Carazo, León, Masaya.

Según el encargado de seguridad, que prefirió no identificarse, aseguró que alguien de nombre Nelson, de la productora del evento, se presentó aproximadamente a las 6: 30 de la tarde para entregar el dinero del pasaje a los trabajadores. Sin embargo, éstos estaban molestos pues esperaban al menos la mitad de lo acordado. La única promesa hasta el momento es que se les pagará el próximo jueves.