Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

El Tribunal de Apelaciones circunscripción sur ordenó una nueva valoración médica para Johnny Chavarría Ortega, condenado a 15 años de prisión por violar a una menor de edad y beneficiado en diciembre pasado con casa por cárcel, por considerarlo “valetudinario”.


Chavarría Ortega, según la notificación del Tribunal de Apelaciones del pasado 23 de enero, debió presentarse ayer martes al completarse el término de 48 horas dispuesto por los magistrados para presentarse al Instituto de Medicina Legal donde le sería practicada la valoración médica.


La solicitud de la nueva valoración fue presentada por la fiscal auxiliar Samia Aguirre Alarcón, a petición del padre de la víctima, señor Humberto Blanco. En la misma piden que se determine qué tipo de enfermedad padece, si es grave o no, si dicha enfermedad puede ser tratada en el Sistema Penitenciario o no, si puede estar detenido o no, en qué exámenes se sustenta la condición de salud, si corre peligro eminente de muerte y que se explique las razones por la cual se determina la valoración médica.


Solicita también se remita copia del dictamen médico legal emitido por el doctor Mario Hernández y del expediente clínico radicado en el Sistema Penitenciario de Granada, solicitando que el alcaide envíe copia del expediente clínico del reo Johnny Chavarría Ortega.


“Ninguna de las órdenes emitidas por los magistrados del Tribunal de Apelaciones se cumplió”, aseguró el señor Blanco, tras esperar varias horas en el Instituto de Medicina Legal que el interno Chavarría Ortega se presentará para la valoración médica. “Tampoco fue remitido el expediente médico del Sistema Penitenciario ni la valoración médica emitida por el doctor Hernández”, señaló Blanco.


En consecuencia, el padre de la víctima solicitará a partir de hoy, que el Tribunal de Apelaciones de Granada revoque el beneficio de casa por cárcel que en diciembre pasado otorgó a Chavarría Ortega, en base a un dictamen del médico forense Mario Hernández que lo considera “valetudinario”.

Pudo haber huido

Blanco reconoció que el violador de su hija pudo haber huido de Granada o haberse escondido en alguna parte, gracias a la oportunidad que le presentó el Tribunal de Apelaciones, al recetarle en diciembre pasado casa por cárcel, lo cual impediría su regreso a la cárcel.


Pero, además, el señor Blanco confirmó que presentará una denuncia en contra de la abogada Zaira Guadamuz Colindres, abogada defensora de Chavarría Ortega, por injurias y calumnias, “por dar opinión que trata de desvirtuar la realidad sobre la violación”.


Según Blanco, la abogada Guadamuz Colindres pretende desvirtuar la búsqueda de justicia de parte de la niña violada a una supuesta “venganza personal” del padre por una demanda por alimentos que en su contra interpuso la madre de la niña violada.


“Jamás pondría a mi hija ni a la hija de nadie frente a semejante dolor”, aseguró Blanco, para rechazar la versión de la abogada Guadamuz Colindres. Blanco detalló que la realidad es que Chavarría Ortega fue condenado por violar a su hija, lo que quedó plenamente confirmado por el dictamen forense y por las piezas de convicción presentadas durante el juicio.

Quejas ante la Corte

Blanco también confirmó que acudirá ante la Corte Suprema de Justicia para presentar una queja contra el Tribunal de Apelaciones circunscripción sur, por dictar el beneficio de casa por cárcel al violador y una queja contra el juez de audiencia Jaime Rizo Pereira, quien mandó a archivar las pruebas que el Ministerio Público presentó en contra del inspector Javier Ortega, denunciado por el señor Roberto Castillo por abusos deshonestos en contra de su hija.


El juez Rizo Pereira resolvió archivar la causa por considerar que no existían méritos necesarios para pasar la causa a juicio.