•  |
  •  |
  • END

El embajador ruso Igor Sergueevich anunció ayer el hermanamiento de Moscú con Managua, la donación de una flota de autobuses y la construcción de una central hidroeléctrica, como parte de un paquete de ayuda a Nicaragua que incluirá al sector agropecuario nacional.

Los anuncios los hizo el diplomático al término de una visita de cortesía que realizó al alcalde capitalino, Alexis Argüello. Sergueevich, quien no quiso revelar ni el monto de la ayuda rusa ni la cantidad específica de autobuses que donarán para el transporte de los capitalinos, dijo que eso todavía no se ha finiquitado, y que para agilizar el apoyo el alcalde viajará próximamente a Moscú para firmar los acuerdos.

Sergueevich no negó ni confirmó que sean 150 unidades de autobuses, y agregó que “primero tenemos que establecer los planes de nuestra cooperación, y para este motivo vamos a trabajar con la invitación de que Alexis visite Rusia”.

Aseguró el diplomático que su gobierno va a regalar a Nicaragua alguna cantidad de autobuses, lo que hace indicar que habrá otra cantidad que será incluida en algún plan de crédito que Rusia estaría dando a Nicaragua a plazos muy favorables.

No descartó que dentro de unos seis meses estén ya las primeras unidades de autobuses en Managua, “porque los primeros autobuses serán donación del gobierno de Rusia a Nicaragua”.

Con respecto a la energía, el diplomático dijo que “llevamos conversaciones en la que vamos a intentar paliar a Nicaragua en este problema (energético), pero no solucionarlo, porque eso es una cosa de años”, indicó Sergueevich, quien confirmó que la asistencia sería de energía renovable…

Van con geotérmicas
Dijo que Rusia ha renunciado a la construcción de centrales térmicas, “porque además de ser caro son contaminantes, preferimos construir centrales hidroeléctricas, y Nicaragua tiene un gran potencial geotérmico en el norte del país”.

“No quiero decir cuándo vamos a construir una central hidroeléctrica, pero les aseguro que ya trabajamos sobre dos proyectos concretos”, que el diplomático evitó identificar, y cuyo monto no dio a conocer el monto, limitándose a decir: “Creo que a pesar de la crisis, Rusia va a hacer buenas inversiones en Nicaragua”.

Recordó el embajador que en el país hay más de 7 mil nicaragüenses egresados de universidades rusas, y “queremos continuar con esta práctica porque ya autorizamos becas para beneficiar a más nicaragüenses”.

Rusia le ha condonado a Nicaragua 3 mil 500 millones de dólares. Esto se hizo en 2004 cuando el país tenía un gobierno liberal, “lo que prueba que Rusia trabaja con todos los gobiernos de Nicaragua. No elegimos al gobierno, trabajamos con todos y nosotros apoyamos al pueblo nicaragüense”, dijo el diplomático ruso.