Melvin Martínez
  •  |
  •  |
  • END

El ministro de Salud, Guillermo González, admitió que en las unidades de Salud Pública del país hay carencia de medicamentos, y que tendrán que recurrir a la cooperación internacional para hacerle frente al déficit.


El funcionario justificó la falta de medicamentos, en parte, por el incremento de atenciones en las unidades de Salud, por la gratuidad en los servicios que ofrece el Ministerio de Salud, Minsa, y realizó una presentación de las actividades más importantes que el Minsa desarrollará en 2009 ante la primera dama y secretaria del Consejo de Comunicación del gobierno, Rosario Murillo.


González expuso ampliamente los planes y proyectos del Minsa, que incluyen cinco grandes movilizaciones para combatir las enfermedades que más aquejan a la población: dengue, diarreas, leptospirosis e Infecciones Respiratorias Agudas, entre otras.


Según González, en 2006 el Minsa emitió 10 millones de recetas, mientras que en 2008 duplicaron esta cifra.


“Hay tensionamientos, no los vamos a negar”, dijo González, utilizando un eufemismo para referirse a la falta de medicamentos. “Ha habido tensionamientos en algunos medicamentos especializados”, continuó.

No hay genéricos, pero no quiere los de marca

Lamentó, sin embargo, que los médicos en los hospitales y Centros de Salud continúen recetando medicamentos de marca y no genéricos, que son más accesibles para la población.


Indicó que este año han destinado 541 millones de córdobas para la compra de medicinas. Eso se traduce en una inversión en Salud de menos de 4.50 dólares al año por habitante, lo que sigue dejando a Nicaragua en el último lugar de los países de Centroamérica, en cuanto a inversión en salud.


Durante su exposición, el funcionario fue interrumpido varias veces por Murillo, quien le pidió que presentara un plan concreto y preciso, en el que los ciudadanos puedan ser partícipes de los mismos.

INSS va tras previsionales

Roberto López, Presidente Ejecutivo del INSS, amenazó a los dueños de las Empresas Médicas Previsionales, EMP, con cancelar los contratos a aquellas que no cumplan con los requerimientos que el INSS establezca.


López recordó que en 2008 cerraron 15 EMP por no cumplir las exigencias que él mismo les impuso. Expertos consultados por EL NUEVO DIARIO vieron como correctas las medidas de presión del INSS para mejorar la calidad de la atención a los asegurados, sin embargo, pidieron que trate por igual a todas.


“Siguen existiendo las clínicas de garaje, no fueron cerradas todas, pero hubo discrecionalidad, porque reconocidos cuadros del partido en el gobierno son propietarios de estas EMP que se han convertido en intocables para el INSS”, dijo la fuente.

Viviendas de interés social

El funcionario confirmó la información publicada por EL NUEVO DIARIO este fin de semana, que indica que el INSS trabaja con la banca privada del país para facilitar a la población la adquisición de viviendas con inclinación social a intereses bajos.


“Nuestra estrategia ha sido trabajar con todos los bancos del país y apoyar la compra de instrumentos financieros de menor riesgo”, expresó López durante una presentación de los proyectos del INSS en 2009 ante la primera dama, Rosario Murillo.