•  |
  •  |
  • END

Dos de los sujetos que participaron en el asalto donde resultó herido Hubert Silva, manager del equipo Tiburones del Granada, fueron detenidos ayer por la tarde en el Distrito Seis de Policía, cuando llegaron en el taxi utilizado en la acción delictiva, diciendo que “habían sido secuestrados”.


Ayer por la noche la comisionada Miriam Marta Tórrez, jefe de la Segunda Delegación de Policía, declaró que se logró la captura de Walter Ramsés Sánchez Gutiérrez, de 31 años, y Evertz Salvador Godínez Montiel, de 35, dos de los cuatro delincuentes que intentaron robar en un cyber café propiedad de la esposa de Silva, María José Fletes.


Convencidos de que el taxi había sido identificado plenamente en el lugar del asalto, donde se armó una balacera, dos de los antisociales se presentaron a la delegación policial a declararse “víctimas”, según se desprende de la información oficial.


Los sujetos fueron detenidos allí mismo y ya fueron identificados por varias personas que estaban donde ocurrió el hecho que tiene en estado delicado a Hubert Silva, quien fue impactado por una bala en la parte derecha del abdomen, y, además, recibió un refilón en la mano derecha.


Los detenidos confunden a cualquiera porque aparentan ser decentes, sin embargo, pasaron a engrosar las estadísticas policiales que señalan que en lo que va del año, se registran a diario al menos tres robos con intimidación en los diferentes distritos de la capital.


Silva resultó herido al salir en defensa de los trabajadores del Cyber Turbo, y hay temor de que el proyectil le haya dañado órganos vitales.


Fue trasladado de emergencia al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, donde le realizaron una cirugía exploratoria, ya que no se sabía dónde estaba alojada la bala, según confirmó su esposa María José vía telefónica.


Ana Julia Hernández, una de las personas que estaban dentro del Cyber a la hora del atraco, dijo que observó a uno de los sujetos de espaldas, ya que ella estaba en la última cabina.


“Estaba tratando de comunicarme con un familiar en el extranjero, la muchacha me asignó el número de cabina, y de repente entraron los sujetos y dijeron que todos al suelo, que era un asalto, después empezaron los disparos”, comentó aún nerviosa Hernández.


Agentes de la Segunda Delegación de Policía y de la “Ajax Delgado”, realizaron un rastreo de los sujetos que iban a bordo de un taxi Toyota, blanco, placas M 012-15, al igual que de uno de los asaltantes, quien resultó herido con un batazo en la cabeza.


“El monto de lo robado no se sabe con exactitud, pero en la huida los delincuentes dejaron abandonada una caja con monedas. Las investigaciones de la Policía continúan para capturar a los que faltan.