•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Marisela Vallejos de Soza, madre de los hermanos Cecia y Ronald Soza, de 12 y 9 años respectivamente, que permanecían en huelga de hambre para frenar la deportación de su madre, ha llegado a Nicaragua. Por tercer día consecutivo los menores se mantenían sin comer en la sede de la Fraternidad Americana, una organización que ayuda a inmigrantes latinoamericanos en Miami. No obstante, tras enterarse de la deportación de su mamá decidieron ingerir arroz, frijoles y carne asada.

Los familiares, quienes recibieron a Marisela, estaban informados del aterrizaje que se efectuó a las dos de la tarde en el aeropuerto "Augusto C. Sandino". En declaraciones a EL NUEVO DIARIO, Marisela manifestó que espera el apoyo del gobierno para volver a ver a sus hijos. Vallejos Soza, de 32 años, fue detenida en diciembre por permanecer en Estados Unidos de manera indocumentada.

El padre de los menores Ronald Soza, de 42 años y también nicaragüense, permanecía en contacto telefónico con sus hijos, pero escondido en algún lugar del sur de la Florida por temor a ser arrestado por las autoridades de inmigración.

Anoche conversaron con su madre
"Hablamos anoche con mamá y nos dijo que nos quería mucho, que no nos preocupáramos", expresó Cecia, con su voz suave y apenas audible. "Nos preguntó si habíamos comido y le dije que no, y me dijo que teníamos que comer ... Ahora estamos esperando que de inmigración nos digan algo de mi mami". Con sus ojitos negros mirando hacia el piso, su hermano menor, Ronald, manifestó que había tomado mucha agua y esperaba ansioso noticias sobre su mamá. Cecia y Ronald permanecían acompañados por su tío Fausto Soza y su guardiana legal, Nora Sándigo. Ambos niños son ciudadanos estadounidenses.

Reabrirán el caso
Alfonso Oviedo Reyes, el abogado de la familia Soza, manifestó que no había recibido ninguna notificación de las autoridades de que iban a deportar a Marisela, aunque admitió que podrían hacerlo de todas maneras. "Si a ellos se les ocurre pueden deportarla, pero van a terminar trayéndola de regreso", dijo Oviedo Reyes en comunicación telefónica. "Sería un error porque ella califica para ser protegida por la ley Nacara", que ampara a algunos nicaragüenses y centroamericanos que llegaron a Estados Unidos antes del 1 de diciembre de 1995. Oviedo explicó que ha solicitado la reapertura del caso de los Soza para demostrar que están en este país desde antes de esa fecha. Por su parte, Nicole Navas, portavoz del servicio de inmigración y aduanas, había explicado que por razones "de seguridad", el gobierno no difunde información específica sobre deportaciones.