Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

Si la delegación de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) “me hubiera solicitado entrevistarse conmigo, yo los hubiera recibido”, dijo ayer el Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, quien también llamó la atención en cuanto a que “uno en su casa es dueño de su agenda”.

Morales Carazo dijo que no supo de las gestiones que hicieron los señores de la SIP que representan a medios de comunicación de gran importancia en toda América Latina, y lamentó que “no hayan sido recibidos por el mandatario, desconozco las razones”.

Don Jaime subraya que “es vital la comunicación con los medios informativos, independientemente de que piensen diferente de uno, ya que eso es parte de la libertad de expresión que para mí es sagrada”.

Estimó que si no hay medios de comunicación sería casi caminar como un ciego en una calle con mucho tráfico. Recordó, además, que los señores de la SIP “son empresas privadas, tienen sus propias tendencias, peculiaridades, y en el país (Nicaragua) hay cuestiones que son netamente internas”.

En una declaración, el organismo manifestó “preocupación y alarma por la reducción paulatina de espacios de libertad de expresión” a raíz de una “política de intolerancia” de parte del gobierno del presidente Ortega.