•  |
  •  |
  • END

Despidos ilegales, acoso y descabezamiento del sindicato, fueron las acusaciones de una delegación de sindicalistas en contra de la Dirección del Sistema Local de Atención Integral en Salud (Silais) de Boaco, situación que fue interpuesta ante el Ministerio del Trabajo, Mitrab, y en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, para que se tomen acciones al respecto.

Encabezando una delegación sindical, William Alvarado Pérez, Secretario de Conflictos de la Federación de Trabajadores de la Salud, afiliados a la CTN, denunció que la administración de la institución de la Salud en Boaco ha tomado represalia contra ellos y sus agremiados, por lo que recursos humanos ha despedido en total a 7 directivos del sindicato y amenaza despedir a 30 empleados que reclaman sus derechos.

Piden frenar abusos

“Estamos pidiendo al Mitrab que investigue, que valore, que se pronuncie e intervenga, porque lo que están haciendo con nosotros es completamente ilegal. Solicitamos también a Guillermo González, Ministro de Salud, que pare estos atropellos, y que a todos los directivos sindicales se les reintegre inmediatamente”, expresó el sindicalista.

Aseguró que el sentimiento en el hospital es de incertidumbre por la inestabilidad laboral, y que existe una directriz señalando que quedaría sin trabajo todo aquel que apoyara a los despedidos, sin embargo, la mayoría de los trabajadores de la Salud de Boaco ha dado sus firmas contra lo que denominan una injusticia.

Virgenza Rodríguez, Secretaria General de la Federación Sindical Regional Boaco-Chontales, señala que la persecución sindical ocurre porque desde hace dos años han denunciado en varias ocasiones las arbitrariedades de la administración contra los trabajadores.

Ella comenta que no les dejan ejercer sus derechos sindicales, y hasta han secuestrado la oficina sindical departamental, poniéndole candados y cadenas e impidiéndoles el acceso a sus documentos y computadoras. Esto a pesar de estar amparados en la Corte Suprema de Justicia.

“Además, hay una resolución del Mitrab que nos favorece en la ocupación de la oficina, y aunque la Policía dio orden dar el acceso libre a los sindicalistas, la administración sigue en su empeño de ahogarnos”, comenta la sindicalista.

Comprueban arbitrariedades

Gonzalo Carrión, Director del Área Jurídica del Cenidh, dijo que ningún empleador puede prescindir de los servicios de un trabajador aplicando el artículo 49, mientras no se tenga la aprobación del Mitrab. Por otra parte, los despidos tampoco pueden aplicarse cuando se trata de sindicalistas. Todo esto según las leyes laborales.

“Estos despidos, evidentemente, son arbitrarios. Por eso acompañaremos a estos trabajadores en su justa demanda para que la instancia apropiada haga efectivo el reintegro, por otra parte, para que la institución ponga orden de su administración”, dijo Carrión.