•  |
  •  |
  • END

La primera comisionada Aminta Granera calificó de “fuerte” el recorte presupuestario impuesto por el gobierno a la Policía Nacional, y aseguró que ello obligará a la institución a tener un “control exhaustivo de cada centavo”, sin embargo, aseguró que los recursos que queden se destinarán a las actividades operativas para mantener la seguridad ciudadana.

Granera confirmó que el recorte para la Policía Nacional será de 69 millones de córdobas. “Ahorita tengo claro cuánto es el recorte, pero no sabemos cómo quedaremos”, dijo la jefa policial.

“Quiero decirles a los nicaragüenses que los recursos que tenemos van a estar orientados para prevenir la actividad delictiva, para mejorar nuestra capacidad de reacción y mejorar incluso nuestros niveles de seguridad”, prometió la jefa policial, quien reconoció el impacto que significará la reducción presupuestaria.

Granera cuestionó a organismos de la sociedad civil que llamaron la atención sobre un incremento de la inseguridad ciudadana y el peligro de que éste sea mayor ante el recorte presupuestario en materia de seguridad. “Que me lo demuestren con cifras”, respondió, para asegurar: “Seguimos siendo el país más seguro de Centroamérica”.

La Policía Nacional tiene por costumbre realizar su reunión anual de mandos en el Hotel Montelimar, una encerrona de varios días en la que los mandos policiales definen las estrategias de la institución en materia de seguridad.

Este año la reunión no será en ese hotel, sino que en las aulas de la Academia de Policía “Walter Mendoza”, según lo reveló Granera, quien aseguró que al finalizar el encuentro se harán públicos sus resultados, principalmente un plan de seguridad que el presidente Ortega ordenó ejecutar a la institución.

Javier Meléndez, Director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, confirmó que “en un contexto de deterioro creciente de los niveles de seguridad en el país, el impacto de recortar 80, 90 ó 100 millones de córdobas puede ser más grave de lo que se piensa, por las demandas específicas que resultan de un entorno de delincuencia y violencia”.

Meléndez sugirió que con la medida gubernamental de ahorro no se afecten los salarios de los policías de línea ni los planes de fortalecimiento institucional.

¿Restringe su popularidad?

Granera apareció ayer públicamente después de casi un mes de no estar en actos ni dar declaraciones a los medios de comunicación. La ausencia pública de la jefa policial levantó rumores sobre un agravamiento entre las relaciones del presidente Ortega y la jefa policial.

Voces anónimas a lo interno de la Policía confirmaron a EL NUEVO DIARIO que Ortega ordenó a la Primera Comisionada mantenerse restringida y al margen de la opinión pública. Granera no aparecía en público desde diciembre pasado.

Consultada sobre el tema, la jefa policial se apresuró a negarlo. “En absoluto, en absoluto”, declaró la dama, quien goza ante la población de una buena imagen. Granera, por toda respuesta, dijo que ella siempre ha estado públicamente en las calles participando en patrullajes con su tropa.

Habrá repercusiones

El ex director de la Policía Nacional René Vivas, mostró su preocupación por la fragilidad que atraviesa la Policía al enfrentarse a un recorte de fondos en su partida presupuestaria como producto de las medidas económicas implementadas por el presidente Daniel Ortega.

“Si algunos de los recursos que se pretendían utilizar para fortalecer los puntos débiles de la institución son retirados del presupuesto, va a haber menos policías, menos motos, menos patrullas y menos combustible, y obviamente los únicos afectados serán los pobladores que no van a poder gozar de las mejoras que se pretendían hacer a la Policía, entre las que se encontraba reforzar el tema de la seguridad ciudadana”, expresó Vivas.

Por su parte, Roberto Orozco, coordinador del Programa de Seguridad y Crimen Organizado impulsado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, IEEPP, dijo que es ilógico la reducción presupuestaria a una institución que resguarda a la ciudadanía, tomando en cuenta que en el año 2008 se incrementó el índice delictivo, al registrarse una cifra total de aproximadamente 150 mil delitos.

De igual forma, el ex jefe de la Policía Nacional Fernando Caldera, concordó en decir que no hay forma de que un recorte dirigido a una institución tan sensible y ya de por sí limitada como la Policía, no tenga repercusiones negativas en la sociedad.