•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Mesa de Cooperantes, que integran 25 países y organismos internacionales, anunció que mantendrá parcialmente congelada su ayuda a Nicaragua hasta que se esclarezcan las "dudas que persisten" sobre los resultados de las pasadas elecciones municipales.

Los fondos que están en "riesgo" son 35 de los 100 millones de dólares que no fueron desembolsados el año pasado para cubrir el déficit presupuestario y "parte de los 94 millones de dólares" prometidos para 2009, afirmó el presidente de la Mesa de Cooperantes, Peter Bischof, director de la Cooperación de Suiza en Nicaragua.

"Hay un riesgo de que lo que ha comprometido este grupo a Nicaragua no se va poder desembolsar todo, por las preocupaciones que este grupo expresó referente a los principios fundamentales que rigen este apoyo", apuntó, en referencia al sistema democrático y el estado de derecho que exigen los cooperantes al gobierno de Ortega.

El grupo considera que "persisten las dudas sobre el resultado de las elecciones y que no se ha visto que se hayan aclarado las dudas", advirtió Bischof.

Afirmó que el Grupo de cooperantes mantiene, sin embargo, "un diálogo con el gobierno" sandinista para analizar "como se están desarrollando las condiciones" para destrabar eventualmente su asistencia financiera.

La comunidad cooperante expresó el año pasado sus objeciones sobre la transparencia de las elecciones municipales del pasado 9 de noviembre, que ganó el gobernante Frente Sandinista en 109 de los 153 municipios que disputó con la oposición, en medio de denuncias de supuesto "fraude".

La Mesa de Cooperantes esta integrada por Alemania, Austria, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Italia, Japón, Islandia, Noruega, la Comisión Europea, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, COSUDE, entre otros.