Eloísa Ibarra y Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

La Fiscalía General de la República y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) iniciarán investigaciones por separado para determinar si los jurados que declararon no culpables a los acusados por el asesinato del policía encubierto, Rómulo García, actuaron bajo presión u otras circunstancias.

El portavoz de la Policía Nacional, comisionado Alonso Sevilla, dijo por su parte que existe indignación entre las filas de la entidad del orden por el fallo, pero aseguró que más que golpearles la moral, les fortalece en su decisión de combatir en todas las esferas al crimen organizado.

“Estamos indignados, pero firmes. Nos duele que no se haga justicia, pero si hay algo (en lo) que no debe existir duda es que este tipo de fallos más que debilitarnos moralmente, nos cohesiona y nos compromete más con nuestro compromiso con el pueblo nicaragüense de darle seguridad, aun cuando la sangre de nuestros hermanos sea derramada”, dijo Sevilla.

El alto oficial expresó que las líneas de trabajo al margen de estos fallos están trazadas, y son combatir la delincuencia común y organizada, para continuar siendo el país más seguro de Centroamérica, y contar con el apoyo y credibilidad de la población nicaragüense.

“Si creen los delincuentes internacionales que estamos golpeados con esto, se equivocan, porque vamos a seguir tras ellos en donde estén, por el bien de la nación y de los nicaragüenses”, concluyó.

García, quien actuaba como agente encubierto de la Policía en una banda de narcotraficantes, murió el 28 de julio pasado, en el sector de Las Lajas, Rivas, en un enfrentamiento entre dos bandas de narcos.

Juicio de largo metraje

Los tres reos declarados no culpables por un tribunal de jurado, integrado por tres mujeres y dos varones, son: Luis Medina Amoretty, Rolando Siézar (Rula) y Gunter Antonio Ortega, a quienes la Fiscalía acusó por los delitos de asesinato, lesiones y asociación para delinquir.

El jurado comenzó el tres diciembre a las once de la mañana, y la juez del Juzgado de Distrito Penal de Juicio, Ivette Toruño, lo suspendió, argumentando que tenía otros juicios programados en agenda, lo continuó la siguiente semana, el martes once de diciembre a las ocho de la mañana, y se suspendió a las siete de la noche.

La noche del once se reprogramó para continuar el viernes catorce de diciembre, cuando concluyó a las nueve de la noche después de una hora de deliberación de los jurados.

Cada día que el juicio público era interrumpido, los jurados se iban a sus casas, donde nadie garantizaba que no fuesen contactados por personas allegadas a los acusados, sobre todo por los amplios días de margen para reprogramación.

Alerta de Policía

En días previos al juicio, el jefe policial de Rivas denunció que al jurado lo estaban presionando para “obstruir la justicia”, lo que obligó a tomar medidas de seguridad en los juzgados.

El Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, informó ayer que giró instrucciones a la fiscal departamental de Rivas, Isolda Ibarra, para que inicie una investigación en torno a todo lo que pudo haber existido alrededor del jurado.

Centeno indicó que iniciarán la investigación partiendo de las declaraciones del jefe de la Policía de Rivas, denunciando presiones a los jurados, pero pedirán formalmente a la institución del orden que brinde toda la información que tengan al respecto.

El Presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Armengol Cuadra, dijo que investigarán todo lo que pudo ocurrir alrededor de los jurados, para determinar si hay causales para declarar nulo el jurado.

Afirmó que de conformidad con la Ley, los jurados deben emitir su veredicto de acuerdo con su íntima convicción y no bajo presiones, amenazas, coacción, halago o dinero, porque de comprobarse que hubo algo de eso, el jurado podría declararse nulo.

Cuadra indicó que a los jueces se les ha advertido en reiteradas ocasiones que deben ser muy cuidadosos cuando se trata de procesos ligados al narcotráfico o en casos muy delicados por su naturaleza.

Debió ser de forma corrida

En este caso específico, Cuadra considera que el jurado debería haberse realizado de forma corrida, porque ese es el sentido de la ley para evitar que haya manipulación. “Lo lógico es que el jurado sea corrido, los jueces lo saben, y más en casos especiales deben tener mucho cuidado para evitar problemas”.

El doctor Cuadra recordó que cuando los jurados son extensos, los jueces saben que los jurados deben quedarse en el recinto judicial sin salir a sus casas, para evitar cualquier tipo de contacto; en este caso investigarán por qué no se actuó así.

Centeno coincidió con Cuadra en que el jurado debería haberse efectuado de forma corrida de conformidad con el espíritu de la ley, y porque al interrumpirlo se da margen de hacer cosas inadecuadas.

No fue posible comunicarnos con la fiscal específica del caso, para saber si solicitó a la juez que el jurado fuese corrido. Tampoco pudimos comunicarnos con la juez Toruño para preguntarle por qué permitió que los jurados estuviesen en su casa, expuestos al contacto con las partes en el proceso.

Vicario lamenta libertad de acusados

El padre Bismarck Conde, Vicario de la Catedral de Managua, lamentó que la justicia haya dejado en libertad a los involucrados en la muerte del policía encubierto, y le hizo un llamado al Poder Judicial para que aplique la ley correctamente.

“La Policía hace lo suyo, trata de velar por el bienestar de los nicaragüenses, y hace un esfuerzo grande por erradicar esos grandes males, dijo Conde, tras calificar como un gran trabajo los operativos que realizan durante las festividades de Navidad y Fin de Año.

(Con la colaboración de Melvin Martínez)