Gustavo Álvarez
  •  |
  •  |
  • END

Pese a la reducción de la ayuda externa para el Presupuesto General de la República, el presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN, Antenor Rosales, se mostró confiado en pasar con buena calificación el examen ante el Fondo Monetario Internacional, FMI, al expresar que el mismo está financiado y que no tendrán problemas en la presentación que harán ante la misión del organismo multilateral.

Recordó que los 1,200 millones de dólares de ajuste por la vía de donaciones que anunció recientemente el gobierno, serán resueltos con una emisión de bonos y recursos de las reservas internacionales.

Detalló que el gobierno hará una colocación de 30 millones de dólares en bonos, y otros 30 millones de dólares de las reservas serán usados para cubrir el déficit, lo que sumaría 60 millones de dólares, que al tipo de cambio actual significarían los 1,200 millones de dólares menos de las donaciones.

También consideró positivo que el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, anunciara que someterá al consejo directivo la solicitud de los 200 millones de dólares para fondos de liquidez que solicitó el Banco Central de Nicaragua, lo que consideró que no tendrá problemas para ser aprobados. Consideró que los otros 300 millones de dólares que solicitaron al Banco Interamericano de Desarrollo, BID, tampoco tendrán trabas para aprobarse. Sin embargo, reconoció que Nicaragua necesita de todo el dinero que sea posible para invertir, y de toda la cooperación que puedan brindar los países hermanos.

Consultado sobre la promesa venezolana de suplir todo lo que la cooperación extranjera retirara en ayuda al país, Rosales mencionó los mismos proyectos que se vienen ejecutando desde hace años, como las plantas de generación eléctrica, un fondo de 1,500 millones de córdobas para que la cooperativa Caruna apoye con crédito al sector productivo, y el subsidio para mantener la tarifa del transporte urbano en 2.50 córdobas.

Misión FMI por definirse

El presidente del BCN dijo que en las próximas horas daría a conocer cuándo viene la misión del FMI al país, pero que todavía no tienen definido el tipo de trabajo de la misma, es decir, si será meramente técnica o si vendrá a hacer la evaluación del programa.

Pese al informe que se conoció ayer sobre la caída en las exportaciones en un 27 por ciento, Rosales dijo que no podía estimar si esa será la tendencia que mantendrán este año las ventas al exterior, porque tienen que analizar todos los rubros en su conjunto.

Afirmó que precisamente el tema de las exportaciones será uno de los puntos a discutir con el FMI, porque es fundamental para determinar el crecimiento económico del país, que el BCN lo tiene proyectado en un 2 por ciento para el 2009.