•  |
  •  |
  • END

LEÓN

El secretario del Sindicato de Trabajadores de la Alcaldía de León (Sitradel), Ramón Hernández, denunció este lunes que el cuestionado alcalde, Manuel Calderón, habla y se lamenta de supernumerarios dentro de la institución, pero en los primeros días de su administración se ha dedicado a despedir a trabajadores, y a ubicar a más de 25 personas en distintos puestos.

“El alcalde no tiene ningún argumento para despedir a los trabajadores, antes de hacerlo debería de revisar la Ley 502, y si tiene tiempo que lea la Ley 216, en donde dice textualmente que los derechos adquiridos por los trabajadores son irrenunciables”, dijo Hernández, tras expresar su inconformidad ante los despidos realizados por el señor Calderón en menos de un mes de administración.

El sindicalista Hernández añadió que el edil Calderón habla y se queja de los supernumerarios heredados de su antecesor Tránsito Téllez, sin embargo, ha contratado y metido en la comuna a más de 25 trabajadores nuevos.

“Creo que no es correcto lo que está hablando por los medios de comunicación el señor Calderón, porque está metiendo gente a trabajar y está despidiendo injustificadamente a los trabajadores”, denunció Hernández. Con la remoción de Marvin Ramos Zapata, Auditor Interno de la municipalidad, el sindicalista Hernández descalificó al Concejo, y aseguró que éste no puede estar corriendo a nadie, porque su trabajo es legislar, además, se quejó por el despido de una secretaria que permanecía en la Oficina del Concejo. “Creo que para tomar ese tipo de decisión hay que sentarse a negociar con la base sindical”, refirió.

La versión de Calderón

El edil Manuel Calderón, sin embargo, señaló que únicamente se han hecho efectivos cinco despidos de directores de áreas, y se ha reubicado a trabajadores en otros puestos, pero no hay despidos.

Asimismo, destacó que ya se reunió con Sitradel y les comunicó que el convenio colectivo que no quiso firmar su antecesor, es una propuesta que atenta contra la estabilidad laboral de la institución, porque ese convenio colectivo vale diez veces más que el que existía.

Las declaraciones del edil Calderón fueron desmentidas por el concejal Diego Reyes, quien aseguró que es falso que en la comuna se esté ahorrando 35 mil córdobas mensuales con las personas que ha corrido el alcalde, porque la realidad es que está contratando a diez directores y a otros allegados. Además, el señor Calderón se negó a rendir cuentas ante el Concejo este lunes, sobre el endeudamiento de la institución y sobre los sueldos que ganarán sus directores.

Ramón Hernández amenazó al edil Calderón con emprender una huelga en las próximas 24 horas si no se sienta a negociar el convenio colectivo y a ver la problemática laboral de los trabajadores. “El alcalde es el que manda y ordena, y se cree el jefe supremo de la alcaldía, pero quiero recordarle que él no está por encima de la ley, tiene que respetar el convenio colectivo, porque el que debe pronunciarse al respecto es el Ministerio del Trabajo”, dijo.