•  |
  •  |
  • AFP

Cortes de energía eléctrica, caídas de árboles, crecidas de ríos, aldeas inundadas y al menos dos muertos ha dejado un frente frío que azota a Centroamérica, acompañado de lluvias y fuertes vientos que alcanzan velocidades de casi 100 kilómetros por hora. Los vientos son usuales en esta época del año en el istmo y llegan por fenómenos atmosféricos registrados en el Golfo de México y el mar Caribe, y el presente frente se debe a un sistema de alta presión polar que se encuentra en el mar entre Texas y Florida, afirman los servicios meteorológicos.

Ferry a la deriva en Nicaragua
En el lago Cocibolca, en el sur de Nicaragua, un 'Ferry' con 99 pasajeros y ocho tripulantes que zarpó desde la isla de Ometepe hacia San Jorge, tuvo que ser auxiliado tras quedar a la deriva por una falla mecánica causada por el fuerte viento, mencionó el portavoz de la Defensa Civil, teniente coronel Gilberto Narváez. El temor a ahogarse obligó a uno de los tripulantes a lanzarse al agua a 200 metros de distancia del muelle. Asimismo, una mujer nicaragüense resultó herida al caerle la rama de un árbol en el departamento norteño de Matagalpa, aseguró Narváez.

El capitán del transbordador aseguró que la carga transportada era superior a la establecida por las autoridades, lo que condujo a un total rompimiento de las cadenas que enlazaban los vehículos pesados (un camión con alrededor de 10.000 plátanos, un microbús y dos camionetas) que venían en el barco. Tanto las autoridades del Bemérito Cuerpo de Bomberos como la Cruz Roja se hicieron presentes al lugar para evitar cualquier peligro, Asimismo, Defensa Civil dio orden de suspender cualquier operación de traslado (entrada y salida) hacia la Isla de Ometepe.

Carazo y Chinandega sin electricidad
En Carazo, la población permanece sin electricidad después que cayera al suelo un poste de luz en el kilómetro 54 de la carretera Jinotepe hacia Nandaime, que se presume abastece de energía a todo el departamento. En Chinandega, las ráfagas de vientos despegaron láminas de zinc en varias viviendas del barrio “Roberto González” y Santa Rosa, así como rótulos y  postes de tendido eléctrico, que han dejado a cientos de usuarios sin energía eléctrica y agua potable. Las cuadrillas de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado, Enacal, trabajan para reestablecer el servicio a los usuarios.

Según Luis Ramón Lindo, director departamental del Silais de Chinandega, han orientado a la población a proteger los alimentos para evitar enfermedades respiratorias causadas por las polvaredas. Mientras que, Gloria González, directora departamental del Mined en Chinandega, asegura que están pendientes ante cualquier orientación del Ministerio de Educación de suspender o no las clases. No obstante, indicó que son los padres de familias quienes deben valorar  si es peligroso enviar a sus hijos a clases debido al mal tiempo.

Dos muertos en Costa Rica y Panamá
Una mujer panameña de 50 años murió al volcarse el bote en que navegaba por una crecida del Río Cañas, cerca de la frontera con Costa Rica, país donde a causa de un paro cardíaco murió el policía Rafael Castillo, de 61 años, quien fue arrastrado en su motocicleta por la crecida del río La Trinidad, en la zona atlántica. En el país vecino las crecidas de ocho ríos anegaron 15 aldeas del Caribe, mientras la Comisión Nacional de Emergencias mantenía una "alerta amarilla" en esa zona y en un cantón del centro del país. "Se están enviando botes, alimentos, espumas (colchones), cobijas y se están fortaleciendo las bodegas instaladas en la zona" atlántica, expresó la Comisión.

Incendio en El Salvador

En El Salvador el viento ayudó a que se propagara un incendio forestal, que ha consumido al menos 30 hectáreas de bosque. En el departamento guatemalteco de Jutiapa, fronterizo con El Salvador, las ráfagas de viento llevaron a suspender las clases en al menos 25 escuelas por temor a que causaran daños en las aulas, divulgaron radioemisoras. En la ciudad salvadoreña de Izalco, 65 kilómetros al oeste de la capital, la ventolera destruyó los techos de al menos 71 viviendas, pero la Dirección de Protección Civil no reportó víctimas. Pueblos de al menos cinco departamentos de Guatemala permanecían sin energía eléctrica desde anoche. Los meteorólogos prevén que el tiempo mejore a partir de este sábado.

El frente ha bajado las temperaturas a 13 grados Celsius en ciudades donde la media anual supera los 25 grados, lo que tiene entumecidos a millones de centroamericanos, mientras las autoridades movilizan a la Cruz Roja, Bomberos, Policía y Ejército para atender las emergencias.

(Con la colaboración de Tania Goussen)