•  |
  •  |
  • END

Jaime Morales Carazo y el embajador de Nicaragua en Perú, Tomás Borge, se sumaron en Buenos Aires a la demanda que varios jefes de Estado hicieron desde ese país a las FARC de Colombia para que liberen a la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt.

El vicepresidente de la República y el embajador Borge se reunieron personalmente con la madre de la secuestrada, la señora Yolanda Pelucio, que asistió a la toma de posesión de la nueva jefa de Estado de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

En la reunión donde Morales Carazo y Borge patentizaron su solidaridad a la señora Pelucio estuvo presente la senadora colombiana Piedad Córdoba, que, junto al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, formó parte de la primera comisión negociadora con las FARC designada por el presidente de Colombia, Álvaro Uribe.

La ex candidata presidencial colombiana Betancourt fue secuestrada el 23 de febrero de 2002 mientras hacía campaña para las elecciones presidenciales de su país. Es mantenida en cautiverio por las FARC en la selva colombiana junto a otros 44 rehenes.

Sobre la toma de posesión en Argentina

Morales Carazo encabezó la delegación de Nicaragua a la asunción de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, junto a Borge y a la embajadora nicaragüense en Buenos Aires, Fabiola Masis, ex directora jurídica de la Presidencia de la República en época de Enrique Bolaños.

El número dos del Ejecutivo al hablar con EL NUEVO DIARIO dijo que asistió a un acto histórico “en que un esposo le transfiere el poder a la esposa; decían que era un traspaso matrimonial, pero la señora Cristina Fernández tiene sus propios méritos políticos”.

Dijo el vicepresidente que la jefa de Estado argentino fue diputada provincial, senadora y el efecto positivo que ha tenido la economía argentina es atribuido en buena parte a su esposo.

Cerca del príncipe

También estuvo el príncipe español, el que se sentó muy cerca donde ubicaron a Morales Carazo en la ceremonia de posesión. Muy cerca estaba también el presidente venezolano Hugo Chávez, “pero no vi si se saludaron o no, pero en esas cosas prevalece la cortesía”, comentó Carazo.

La señora Fernández también habló sobre los términos que hay que fortalecer, el multilateralismo, las relaciones, y “obviamente cuando Argentina se sacudió del FMI, fue cuando pudo encontrar mejores caminos para cimentar su desarrollo económico y social”.

La titular del Ejecutivo argentino es una mujer de temple y muy bien vestida y peinada, dijo Morales Carazo. A ella “le hice llegar el mensaje del presidente Daniel Ortega y le llevé unos presentes que le envió el Presidente de la República”, agregó.