EFE
  •  |
  •  |

Un foro de tres días se inició el lunes en Managua, para realizar análisis colectivos sobre el Protocolo de Montreal y de las potenciales situaciones de incumplimiento a este instrumento en Latinoamérica y el Caribe.

Fuentes del Ministerio nicaragüense de Recursos Naturales y del Ambiente (Marena) informaron de que en el foro participan expertos en temas de ozono.

En los tres días los expertos sostendrán una reunión de seguimiento de las Redes Acción por el Ozono de América Central, América del Sur y México, dijeron las fuentes.

Por Nicaragua participan el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA), Ministerio Agropecuario Forestal (MAGFOR), Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), Ministerio de Fomento Industria y Comercio (MIFIC), Ministerio de Salud (MINSA) y el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX).

También participan representantes del Programa de las Naciones para el Medio Ambiente (PNUMA), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) entre otros.

Además asisten representantes de los países firmantes del Protocolo de Montreal: Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, El Salvador, Honduras, México, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Uruguay y Nicaragua.

La ministra nicaragüense de Recursos Naturales y del Ambiente (Marena), Juana Argeñal, por su lado, declaró a la prensa que la reunión está destinada a buscar soluciones efectivas en conjunto para elaborar una agenda en común en relación al Protocolo de Monteal.

"Todos sabemos que en septiembre de 1987 los países del mundo ratificación el compromiso del Protocolo de Montreal para reducir las sustancias que contaminan el ambiente y que dañan la capa de ozono", dijo la titular del MARENA.

Indicó que, en este sentido, quedan grandes desafíos como trabajar en materia de mitigación y adaptación ante el cambio climático.

Anotó que en su país se ha sufrido en carne propia lo que el cambio climático ocasiona, como el huracán Félix y las tormentas tropicales 35 y 36 que entre septiembre y octubre pasados causaron inundaciones y enfermedades en Nicaragua.

"Tenemos que trabajar en materia de prevención y también realizar obras de mitigación y adaptación así como actuar conjuntamente para el control de las sustancias (que dañan la capa de ozono) se vayan reduciendo", dijo Argeñal.

Señaló que Naciones Unidas ha brindado colaboración a su país con pequeños y medianos talleres de refrigeración para que realicen el trabajo de transformación en el uso de los refrigerantes peligrosos que contaminan y dañan la capa de ozono.

Añadió que para este objetivo también a Nicaragua le han donado 16 plantas de tratamiento de gases y 100 estuches de herramientas para el control y monitoreo de las sustancias que agotan la capa de ozono.