Gustavo Álvarez
  •  |
  •  |
  • END

El Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, espera terminar en los próximos días con las trabas no arancelarias que Honduras y Costa Rica están aplicando a la carne nicaragüense, pero a juzgar por declaraciones de la vicetitular de dicha institución, Verónica Rojas, no pretenden aplicar medidas recíprocas.

La Comisión Nacional Ganadera, Conagan, demandó al gobierno nicaragüense que aplique medidas recíprocas contra los países vecinos, imponiéndoles trabas a productos que ellos venden a Nicaragua, para eliminar de una vez los obstáculos a nuestras exportaciones.

Los ganaderos señalan que las trabas no arancelarias a la carne por parte de los países vecinos, les ocasiona gastos extras considerables y pérdida de competitividad, por lo que se debe exigir una compensación por los daños que se les está provocando.

Consultada al respecto, la vicetitular del Mific, Verónica Rojas, dijo que en los próximos días sostendrán una reunión todos los ministros de Economía de Centroamérica, y aprovecharán el encuentro para tocar el tema en busca de una solución.

Dijo que conoce las demandas de los ganaderos en cuanto a trabar productos hondureños y ticos, pero que no tiene información sobre alguna medida al respecto, pero que hoy podría brindarnos más noticias, después de que hable con el ministro Orlando Solórzano.

La funcionaria envió en días pasados una carta a las autoridades hondureñas solicitando la eliminación de las trabas a la carne, porque tales acciones afectan el libre comercio.

Sin embargo, en ese entonces la viceministra se mostró en desacuerdo de adoptar medidas recíprocas, porque, según dijo, no quieren llegar a una guerra comercial con otro país.

Autoridades sólo ponen parches

Pero los empresarios nicaragüenses quieren una actuación más enérgica, ya que aseguran que las trabas no arancelarias se han estado aplicando de manera constante contra productos de Nicaragua, y que la solución que logran nuestras autoridades generalmente es temporal.

Alegan que el Mific en diversas ocasiones les ha dicho que el problema ya está resuelto, pero que en la realidad, se siguen imponiendo las restricciones.

Oscar Alemán, asesor del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, dijo que es hora de que las autoridades nicaragüenses tomen medidas recíprocas con productos de los países que nos están bloqueando, para obligarlos a una rápida solución del problema.

Sugirió revisar qué productos son importantes en las exportaciones de dichos países y aplicarles trabas bajo los mismos argumentos que ellos utilizan.

Gobierno debe tomar acciones

El diputado y productor Freddy Torres, miembro de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, señaló que corresponde al Poder Ejecutivo tomar cartas en el asunto, y que si los países vecinos están imponiendo trabas a nuestros productos, debemos actuar con reciprocidad.

“No es algo jalado de los pelos el tomar medidas recíprocas para encontrar el equilibrio en las relaciones comerciales con otros países, porque si sólo compramos y no exportamos, un rubro sensible como la carne y el ganado en pie sufriría resultados desastrosos si no cuenta con el respaldo de un gobierno facilitador”, apuntó.

Honduras y Costa Rica están aplicando desde hace varias semanas excesivos análisis a la carne bovina nicaragüense, alegando que están tratando de evitar que entre producto contaminado con bacterias, por una devolución de producto que recientemente hizo Estados Unidos.

Pero los ganaderos nicaragüenses dicen que la bacteria apareció en los tres países y que el problema se solucionó hace unos cinco meses.

En días pasados, el ministro de Agricultura de Honduras, Héctor Hernández, reconoció ante medios de comunicación de su país, que la medida la están aplicando con el objetivo de que los supermercados hondureños y otros establecimientos comerciales, compren la carne a los productores locales.