Lésber Quintero
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Playa Gigante, la turística playa localizada en el municipio de Tola, contará a partir del próximo año con una vía de acceso adoquinada que facilitará el tránsito vehicular, potenciando el turismo y nuevas inversiones.

La maltrecha calle de 5.23 kilómetros, que por años sirvió de acceso a este reconocido balneario toleño, está siendo transformada como parte del proyecto de adoquinado que ejecuta la Empresa Alba Equipos.

El proyecto es impulsado por el gobierno central con una inversión de C$90 millones y se espera que concluya en enero de 2017, según documentos oficiales.

En su trayectoria hacia la zona costera, la carretera pasará frente a la entrada principal de los desarrollos turísticos de Guacalito de la Isla y Aqua Resort, y como parte de las obras de protección contará con 18 cajas puente.

Cristel Pérez, gerente del hotel Machele’s Place, ubicado frente a la bahía de Gigante, detalló que la carretera representa el ingreso de más turistas a la zona. A su criterio, por el mal estado del camino muchos turistas no se aventuraban a visitar este balneario.

”Hay turistas que nos llaman para preguntar si está lloviendo porque tienen temor a los pegaderos, sobre todo si vienen en vehículos más bajos, pero con este proyecto el acceso será seguro todo el año y facilitará la compra de productos que se requieren en los negocios, así como el ingreso de camiones distribuidores y salidas de emergencia”, valoró Pérez.

El mexicano Donaldo Gómez, propietario del hotel Hacienda Amarilla del Mar, aseguró que la carretera dinamizará el desarrollo turístico de la comunidad e incrementará el valor de las propiedades.

“En Gigante nadie creía que llegaría este proyecto y algunos pensaron que el adoquinado iba destinado únicamente sobre la carretera principal que une Tola con la comunidad Las Salinas, pero tomaron en cuenta este ramal secundario porque es un destino turístico increíble. Esperamos la apertura de más negocios e inversiones en esta bahía”, apuntó Gómez.

La habitante Luciana Méndez Amador, de 76 años, afirma que la carretera cambiará totalmente el rumbo de la comunidad: “esto se va a convertir en un gran destino turístico, y del pueblito de cuatro casitas y camino lleno de vacas solo quedarán historias”.

Este balneario ubicado a 16 kilómetros del casco urbano de Tola es el más visitado del municipio y la puerta de entrada y salida de las costas de playa Amarillo, que se localiza a 1.5 kilómetros de la bahía en dirección norte.

De acuerdo con la municipalidad, durante Semana Santa el balneario de Gigante recibe la visita de 8,000 personas al día y con la apertura de la carretera, la expectativa es que el turismo nacional se incremente considerablemente.