Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

Taxistas de Managua volvieron a proponer al gobierno la venta de combustible con precios diferenciados, como una alternativa para enfrentar los constantes incrementos en las estaciones gasolineras, registrados desde que el gobierno dispuso eliminar el subsidio.

“Nosotros seguimos insistiendo en que se formule un acuerdo con el gobierno para que se establezca una banda de precios que haga diferenciación en los costos del combustible”, aseguró Allan Vargas, Presidente del Movimiento Nacional de Taxistas.

La idea, según Vargas, es que a todo el sector transporte --que desde mayo del 2008 fue beneficiado con el subsidio-- goce nuevamente de un combustible barato, y para ello propuso que los transportistas y el gobierno hagan un “estudio de costos para llegar a un acuerdo de lo que sería la diferenciación en el precio”.

Según Vargas, desde que el gobierno dispuso eliminar el subsidió a inicios de enero, el costo del combustible se ha incrementado cinco veces. “Desde esa fecha el costo del combustible se ha incremento un promedio de 10 córdobas”, indica Vargas, quien detalló que si bien en enero compraban el combustible a 53 córdobas, “en la actualidad su precio promedio es de 64 córdobas por galón”, señaló.

Explicó que en Centroamérica, como promedio, los combustibles han experimentado un .07 por ciento de alza, pero en Nicaragua ese promedio alcanzó .50. “Eso es como unos 10 córdobas, es una barbaridad lo que están haciendo con el pueblo”, señaló. “En cinco semanas no hemos visto una baja al combustible”, indicó.

Vargas culpó de ello a las petroleras porque actúan libres de cualquier regulación. “No explican por qué esa diferencia entre el precio internacional del petróleo que baja y el aumento que sufre en Nicaragua”, se quejó.