•  |
  •  |
  • END

Entre 40 y 45 operaciones menos de labio leporino y paladar hendido realizará Operación Sonrisa Internacional, en la jornada médica que realiza en estos días en el país, debido a que sólo se les garantizó uno de los tres quirófanos existentes en el Hospital Infantil “La Mascota”.

Operación Sonrisa, con sede en Estados Unidos, tenía previsto efectuar 125 cirugías en la jornada, sin embargo, sólo podrá materializar entre 80 y 85 cirugías, según confirmó la presidenta de la organización en Nicaragua, Lily Bendaña de Montealegre.

Bendaña precisó que de las cinco mesas quirúrgicas que tenían previsto conformar sólo integrarán cuatro por el atraso. “Nuestros médicos podrían, incluso, llegar a 100 operaciones, y si eso se da estaríamos satisfechos, porque nuestra meta es de entre 100 y 120 operaciones”, planteó.

No obstante, Bendaña aclaró que el centro asistencial siempre apoya la labor del organismo, especialmente en las jornadas locales. “La Mascota siempre nos abre las puertas y estamos muy agradecidos por esa ayuda”, recalcó.

Gerardo Mejía, director de “La Mascota”, expuso al respecto que ayer realizaron un transplante de riñón “que ya estaba programado”, por eso no prestaron los dos quirófanos para la labor de Operación Sonrisa.

“Pero en el resto de esta semana estarán disponibles los dos quirófanos para ellos, ya que uno queda para emergencias”, aseguró el funcionario.

Otra jornada en abril

Bendaña adelantó, sin embargo, que los casos que queden en espera se operarán en abril próximo, ya que para entonces está prevista otra jornada de Operación Sonrisa.

Elisa McGregor de Montealegre especificó que a la fecha han encontrado más bebitos con labio leporino y paladar hendido en las evaluaciones que ha materializado la institución.

“Vemos un incremento del 10 al 15 por ciento de niños de meses de nacidos con estos problemas, y no sabemos si es la falta de nutrición la que está influyendo”, destacó McGregor.

Operación Sonrisa revisó, la semana pasada, a unos 300 menores con los problemas en mención, con apoyo de cirujanos extranjeros y locales. La mayoría de los menores eran originarios de Managua, Masaya, Granada, Matagalpa y Jinotega. Aunque existe la preocupación de que en las zonas alejadas del territorio, esa cifra pueda ser mayor.

Albergue en mente

Este año Operación Sonrisa se propone recaudar fondos para construir un albergue en Nicaragua, donde los padres de los niños con labio leporino y paladar hendido puedan permanecer, mientras sus hijos se recuperan tras ser intervenidos quirúrgicamente.

Aparte de eso, prevé en el mediano y en el largo plazos, instalar una clínica del labio, tal como la hay en Honduras.

“Con la clínica podremos operar más frecuentemente a menores con labio leporino y paladar hendido, pues calculamos que hay una buena parte de niños con estos problemas en el interior del país”, advirtió la presidenta de Operación Sonrisa en Nicaragua, Lily Bendaña de Montealegre. Para eso, sin embargo, se requerirá de la ayuda de toda la población.