•  |
  •  |
  • END

Representantes de los deudores denominados “Los no pago”, dijeron ayer estar dispuestos a saldar sus deudas, siempre y cuando se les permita dar un “respiro”.

Para esto se presentaron a la Procuraduría en Defensa de los Derechos Humanos, y solicitaron que el procurador Omar Cabezas sirva de mediador con los representantes de la Asociación de Microfinanzas y de la Asociación de Bancos.

Omar Vílchez, en representación de “Los no pago”, dijo que después del discurso presidencial en que se les conminó a pagar, han decidido encontrar un punto medio en el cual se logre saldar la cuenta a fin de volver a solicitar créditos para la productividad.

Según Vílchez, ellos siempre estuvieron dispuestos a pagar, y les aplicaron el apodo (de “Los no pago”) de manera peyorativa para afectarlos. “Lo que sucedió es que el precio del producto bajó, los costos aumentaron y los intereses nos están ahogando. Queremos que nos den una prórroga y pagar precios justos, ya que algunas microfinancieras prestan con intereses de hasta el 50 por ciento anual, muy por encima de lo que establece la ley”, dijo.

Por su parte, el procurador Cabezas aceptó ser el intermediario, y dijo que hará las gestiones necesarias para que ambas partes se pongan de acuerdo y logren resolver el problema.

Para esto solicitará una reunión con la Asociación de Microfinanzas, con la Asociación de Bancos y con el asesor presidencial, Bayardo Arce.

La deuda de alrededor de un mil productores, en total asciende a 38 millones de dólares.