Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

El informe de auditoría interna de la Asamblea Nacional que confirmó el perjuicio ocasionado por casi 400 mil córdobas, tras la compra irregular de tres fotocopiadoras, revela otros siete hallazgos que demuestran la falta de control que reinó en la Unidad de Adquisiciones y en el Departamento Financiero del Parlamento en 2007 y 2006, con tal de beneficiar a la empresa Comecsa o a su representante Jimmy Rafael Avilés Tercero.

El documento fue elaborado por la unidad de Auditoría Interna de la Asamblea y está fechado el 24 de diciembre de 2008.

Hallazgo 2

Según este informe, colocado en la página en Internet www.asamblea.gob.ni, el segundo hallazgo fue el incumplimiento al proceso de adquisiciones y falta de expedientes administrativos en otras tres transacciones de equipos de fotocopiados, cuya compra ascendió a 387 mil 137 córdobas con 65 centavos.

En este caso se confirmó inconsistencias en hojas de análisis sobre el equipo de las fotocopiadoras; así como la inexistencia de expedientes administrativos sobre las transacciones, a pesar de que existen, en efecto, solicitudes de emisión de cheques emitidos por el Director del Área de Adquisiciones, para la compra.

Hallazgo 3

El tercer hallazgo se refiere a “pagos indebidos” por hasta 39 mil 226 córdobas, para la cancelación de reparaciones a dos máquinas copiadoras. En el primer caso, se detalla la reparación de un aparato a manos de la empresa Comecsa, cuando dichos trabajos de mantenimiento ya estaban contemplados en el contrato CTC No. 05-02-2007, es decir, que no se tuvo que cobrar por este servicio.

En el segundo caso, la reparación de una fotocopiadora Xerox 5100 que simplemente no se realizó. Esta deuda de 39 mil 226 córdobas permanece en las cuentas por cobrar a Pablo Saballos, responsable de mantenimiento de la División de Servicio General, y principal señalado por esta irregularidad, según detalla el informe.

Hallazgo 4

El cuarto hallazgo corresponde a un “pago de más” por 6 mil 198 córdobas, por la reparación de máquinas de escribir y calculadoras. Esta cancelación se hizo a nombre de Comecsa, sin la debida autorización de la División de Servicios Generales.

“El principal funcionario involucrado en este pago de más a los costos de servicio de mantenimiento preventivo y correctivo es el licenciado Víctor Rocha Centeno, ex Director Financiero, al no atender los procedimientos de control establecido para el trámite de cheques”, reza el informe.

Hallazgo 5

En este punto, el informe de auditoría se refiere a “pagos anticipados” a Jimmy Avilés Tercero. El primero por 60 mil córdobas por un contrato de servicio de mantenimiento a máquinas de escribir y calculadoras. Esta acción, al final, le dejó un faltante de 24 mil 591 córdobas a la Asamblea Nacional.

El otro pago anticipado fue por 25 mil córdobas, desembolsados sin que se exigiera al proveedor “la fianza o garantía que se establece como requisito para los anticipos”.

Hallazgo 6

Éste supuso una violación a la Ley de Contrataciones del Estado, porque se suscribió el contrato de servicio CTC No. 09-01-2007 por un valor de 81 mil 120 córdobas, sin que se elaborara ni se adjuntara el acta de evaluación y recomendación de adjudicación del Comité Técnico de Compras de la Asamblea Nacional.

La misma falta de control hubo cuando se firmó el contrato de 12-02-2006, sobre el que se señala: “Debió ser aprobado mediante la modalidad de licitación restringida”.

Hallazgo 7

Otro incumplimiento a las leyes y normativas. Esta vez, se violentó el proceso de licitación restringida, en el caso del contrato CTC No. 05-05-2007, a nombre de Comecsa, por un valor de 237 mil 885 córdobas. Este contrato era igualmente para el mantenimiento preventivo y correctivo de equipos de fotocopiadoras.

“Los funcionarios vinculados con estas debilidades de control interno por no cumplir con el proceso de licitación restringida, o, en su defecto, pasar a la licitación pública, son: Henry Hernández, Director de la División de Adquisiciones; Víctor Rocha Centeno, ex Director Financiero; y Ramón Cabrales, Director General de la División General de Asuntos Administrativos”, puntualiza el documento.

Último hallazgo

El octavo y último hallazgo detalla la irregular compra directa de una máquina fotocopiadora marca Ricoh, modelo Aficio 2035D, a la empresa Copiadora Centroamericana S.A. (Copinsa) por valor de 129 mil 323 córdobas.

El aparato “se compró directamente mediante instrucciones del licenciado Víctor Rocha Centeno, ex Director Financiero, argumentando que con posteridad se adjuntaría la documentación soporte, incumpliéndose con la modalidad de licitación restringida”, establecida en la Ley y Reglamento General de Contrataciones del Estado.

Según el informe de auditoria interna, Henry Antonio Hernández Saballos y Víctor Rocha Centeno están sujetos a una sanción por responsabilidad administrativa, “sin menoscabo a la aplicación de responsabilidad penal”.

¿Avilés huyó del país?

EL NUEVO DIARIO intentó dar con el paradero de Jimmy Rafael Avilés Tercero, el principal responsable de la afectación económica en contra de la Asamblea Nacional, por las contrataciones que esta entidad hizo con su empresa Comecsa.

Sin embargo, fuentes que requirieron de sus servicios para la reparación de maquinarias, informaron que desde abril del año pasado desalojó una casa en Bolonia donde tenía montado su negocio. “Yo escuché decir que ese señor se había ido del país”, dijo una de las fuentes. Y otra persona, también consultada por END, y vecina de Avilés en dicho reparto, dio la misma respuesta. Avilés tampoco respondió a su teléfono celular que logramos obtener en nuestras indagaciones.

El contralor Lino Hernández afirmó que el caso será revisado por la Contraloría, para determinar la calidad de la auditoría interna de la Asamblea, y proseguir con las investigaciones para aplicar las respectivas sanciones a los responsables.