•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Después de recorrer por tres horas el Océano Pacífico y llegar hasta el Golfo de Fonseca, miembros de Defensa Civil junto a familiares de los cinco pescadores desaparecidos en Jiquilillo regresaron a la estación aérea chinandegana El Picacho sin encontrar rastro de las víctimas. El recorrido se realizó en 400 kilómetros a lo largo de la Costa y a 30 millas en mar abierto. Iniciaron desde Aserradero hasta el Golfo de Fonseca, pasando por Punta Ñata y durante todo el trayecto no se encontraron indicios de embarcaciones.

Los tripulantes salieron desde las seis de la mañana en busca de los cuerpos de los hermanos Mario, Sergio y Miguel Rivera; Félix Tomás Rojas Herrera y José Tomás Escalante, quienes zarparon desde la semana pasada y que debido al frente frío que azotó al istmo centroamericano aún no han regresado. En la búsqueda acompañaron Mario José Rivera Espinoza, padre de los tres hermanos y William Herrera, hermano de Félix Tomás Rojas.

El Teniente Coronel Segundo de Defensa Civil, Gilberto Narváez considera que la única esperanza de recuperar vivos a los marinos es que alguna embarcación internacional los haya encontrado y los tenga a bordo. El capitán de navío, Juan Francisco Gutiérrez, jefe del distrito naval del pacífico, permanecerá a la espera de cualquier reporte en el guardacostas de la fuerza naval número 402 (Agateyte), que está a 30 millas naúticas de Jiquilillo.

Por otro lado, Defensa Civil confirmó que el marino Ronald Cayasso, quien zarpó el miércoles por la mañana, se encuentra con vida, después que lograra salir de su embarcación y nadara hasta llegar a la costa. Pasado un tiempo descansó para regresar a Laguna de Perlas de donde es originario.

(Con la colaboración de Rafael Lara)