•  |
  •  |
  • END

Una verdadera hazaña realizó el pescador nicaragüense Ronald Cayasso, de 56 años, quien según reporte de Defensa Civil, nadó diez kilómetros en el Mar Caribe para sobrevivir a la volcadura de su cayuco de velas, ocurrida el jueves pasado.

Defensa Civil confirmó que encontraron con vida a Cayasso, quien salió de las costas de Laguna de Perlas y se daba por desaparecido.

Según el informe, el pescador dijo que el día de su salida, a unos 10 kilómetros de la costa, el viento y las olas volcaron su precaria embarcación y debió regresar a nado hasta la costa.

Descalzo caminó hasta la comunidad Kaskabila, a 20 kilómetros del municipio de Laguna de Perlas, donde se quedó descansando varios días antes de retornar a su lugar de origen en Marshall Point.

Se pierden esperanzas con los de Jiquilillo

En tanto, después de 8 días, las esperanzas se reducen para encontrar con vida a los cinco pescadores que zarparon de las playas de Jiquilillo, y a pesar de la misión de búsqueda aérea y marítima por parte de Defensa Civil, hasta hoy siguen sin encontrar ni un solo rastro.

El teniente coronel Gilberto Antonio Narváez Moreno, segundo jefe de la Dirección de Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, dijo que la misión de búsqueda aérea realizada ayer se inició en Aserraderos, pasando por Punta Ñata hasta llegar al Golfo de Fonseca.

“El recorrido fue de 400 kilómetros a lo largo de la zona costera y 48 kilómetros en mar abierto. Contó con un equipo de la Fuerza Naval de Occidente, un equipo de rescate, y el mayor Carlos Cáceres, jefe de Defensa Civil de la zona, todos bajo el comando del coronel Francisco Gutiérrez, jefe del Distrito Naval del Pacífico”.

A la búsqueda se integraron tres familiares de los marineros desaparecidos --los hermanos Sergio Alexis, Mario Antonio y Miguel Ángel Rivera Jirón, José Tomás Espinoza Escalante y Félix Tomás Rojas Herrera--, cuya embarcación “Salmo 21” salió de las costas de Jiquilillo, y se teme que las fuertes corrientes de viento y grandes olas registradas la semana pasada, hayan volcado su embarcación.

Suspenden búsqueda

“La búsqueda se suspendió a las 11 de la mañana de hoy --ayer--, pero se mantendrá en rastreo el guardacostas 402. La única esperanza que tenemos es que alguna embarcación internacional los haya rescatado, los tenga a bordo y que aún no se hayan comunicado.

“Hay que tomar en cuenta que algunas embarcaciones hacen travesías de meses”, expresó el teniente coronel Narváez, agregando que después de revisar toda la zona no tienen planificado realizar otra misión aérea, aunque esto dependerá de cualquier indicio que puedan obtener de la embarcación perdida o sus ocupantes.

El oficial señala que es curioso que el océano luzca tan limpio después de este tipo de sucesos. “Es extraño que ya después de 8 días no haya absolutamente nada, ni pedazos de la embarcación ni los cuerpos. Después de tantos días, algo debía haber salido a flote”.

Vientos regresan a normalidad

Hasta el momento, Defensa Civil no reporta mayores daños por los vientos, que según meteorología han bajado considerablemente desde el lunes, cuando se habló de velocidades de hasta 45 kilómetros por hora.

Ayer se registró viento del noreste, temporalmente variable con 5 a 10 kilómetros, con rachas de entre 15 a 25 kilómetros, especialmente en la Meseta de los Pueblos, Masatepe y Nandaime. En el litoral se esperan olas entre los 0.5 y los 0.75 metros.

Así mismo, el oficial Narváez señaló que en el complejo volcánico San Cristóbal, finalmente, se logró sofocar el incendio en las cercanías del volcán Chonco.

Casa toma fuego en Matagalpa

Por otra parte, los fuertes vientos que aún soplan en Matagalpa provocaron que con rapidez una vivienda quedara reducida a cenizas, después que tomara fuego en circunstancias que aún investiga la Policía Nacional.

La tragedia se registró en el barrio “Manuel de Jesús Mendoza”, en la vivienda de los esposos Ermin Chavarría y Narcisa Jarquín, quienes a la hora del siniestro se encontraban laborando, por lo que no pudieron salvar nada a pesar del esfuerzo de los vecinos y de los bomberos, que se presentaron con dos unidades al mando del subteniente Luis Manuel Agurcia, para controlar las llamas que amenazaban otra vivienda.

Garroberos provocan incendio

A más de 30 mil córdobas ascienden las pérdidas que doña Rosa Molinares, de 35 años, tuvo en el incendio en una bodega, que aparentemente comenzó por la irresponsable quema de monte que hicieron ayer personas que buscaban garrobos en residencial “Santa María”, ubicado camino a Veracruz, Masaya.

El teniente Francisco Rivas dijo que al lugar se presentaron varias unidades de la Dirección General de Bomberos y de la Cruz Roja Nicaragüense, aunque por fortuna no hubo víctimas que lamentar.